El gobierno santafesino convocó a dirigentes de Central y Newell's y acordaron proponerle a Copa Argentina disputar el clásico en Rosario, con ambas hinchadas y sorteo de la localía.
El encuentro  fué propiciado por el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, quién se reunió hace días con los dirigentes de los clubes.
Si algo se aprendió en las últimas semanas con relación al clásico rosarino por los cuartos de final de la Copa Argentina es que nada debe darse por asegurado. En este escenario de versiones, aquel que arriesga tiene las mismas chances de perder que de ganar. Por eso todo lo que hay dando vuelta no atraviesa la frontera de las especulaciones.

Lo que sí pudo averiguar Ovación y que está confirmado es que el lunes existió en Rosario una reunión entre las autoridades de la seguridad de la provincia de Santa Fe con los dirigentes de Newell's y Central para acordar que el partido se dispute el 7 de noviembre en Rosario, con ambas hinchadas y que se realice un sorteo ante escribano público para definir la cancha. Obviamente que esto recién tendrá un viso de realidad cuando Copa Argentina, AFA y Superliga oficialicen la fecha, el lugar y el mecanismo con el que se elegirá el estadio.

Si finalmente prospera la propuesta de jugarlo el 7 de noviembre, Superliga deberá reorganizar la agenda de los partidos de Central y Newell's que ya están programados. Por ejemplo, hasta ahora en la fecha 11 Central está en la grilla para el sábado 3, a las 13.15, ante Colón en el Gigante. Mientras que Newell's visitará el 4 a Racing, a las 17.45, en el Cilindro de Avellaneda. Lo más probable es que adelanten el encuentro de los rojinegros para el sábado y así los dos juegan el mismo día y tienen el mismo tiempo de descanso. Igual, todo está por verse.

Fuente:La Capital