Una verdadera marea humana ha llevado en volandas al autobús de Boca Júniors

Miércoles 5 de Diciembre de 2018 · 10:12

Fue en su viaje al aeropuerto antes de embarcar hacia Madrid. Una multitud de hinchas de Boca Juniors se concentró esta noche en el Parque Lezama para realizar un banderazo, a modo de apoyo al plantel antes de su viaje a Madrid.

La multitud de hinchas de Boca Juniors se concentró esta noche en el Parque Lezama para realizar un Banderazo, a modo de apoyo al plantel que viajará en la madrugada del miércoles a Madrid para afrontar la final de Copa Libertadores de América del domingo frente a River Plate.

Desde temprano, los fanáticos se concentraron en las cercanías a Casa Amarilla y a las 20 ya habían cortado las calles Almirante Brown y Martín García para teñirlas de azul y amarillo.

El micro del plantel salió a las 23 de Casa Amarilla y desde allí fue acompañado en caravana hasta la subida de la autopista 25 de Mayo. Los jugadores cantaron y se fotografiaron con los hinchas de fondo, que bañaron la avenida Almirante Brown de azul y amarillo, y hasta tiraron humo y pirotecnica. Cuando el micro conectó la Riccheri, hubo hinchas que colgaron banderas en los puentes peatonales y otros saludaron a los jugadores desde la peligrosa posición de estar al costado de la autopista.

Boca llegará a Madrid este miércoles y se hospedará en el Hotel Eurostars Suites Mirasierra, en tanto que practicará en el centro de entrenamiento de la Federación Española.

Muchos de los aficionados tendrán que ver la final de la Libertadores el domingo desde la distancia... por eso han querido asegurarse de que su equipo parte hacia la capital española con un buen empujón.

En una Impresionante puesta en escena en honor a los xeneizes, que tratarán de volver a Argentina con el doble premio de ser campeones de América por séptima vez arrebatándole el título a su eterno rival River Plate.

Boca se intalará a su llegada a Madrid en el norte de la capital y entrenará en las instalaciones de Las Rozas, lugar en el que lo hace habituamente la selección española.

En la ida en la Bombonera ambos equipos empataron 2-2 pero la vuelta, prevista en el Monumental, tuvo que ser aplazada hasta en dos ocasiones por altercados protagonizados por los hinchas de River, lo que llevó a las autoridades futbolísticas a cambiar su sede y disputarla el próximo 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu en Madrid.