Un colectivo de las línea 126 Negra fue apedrado hoy por desconocidos en Avellaneda al 3200 en Rosario, y una nena de dos años sufrió heridas menores al recibir el golpe en la cara.
El incidente ocurrió esta noche, precisamente mientras los bomberos todavía se encontraban terminando de apagar el fuego de un incendio que ocurrió en la misma cuadra.
Un médico del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES) dijo que el piedrazo que dio en una de las ventanillas derechas del colectivo provocó "excoriación en la cara de una nena de dos años", aunque aclaró que "no pasó nada grave".
"Fue un piedrazo en el vidrio. En esta línea nos está pasando con frecuencia, lamentablemente, de noche y de día también", dijo el chofer de la 126 Negra, quien apenas sintió el ruido del proyectil impactando contra el vidrio detuvo la marcha y llamó al Sies.
"Afortunadamente la criatura está bien, no tiene nada", indicó el chofer, mientras la madre de la niña agradecía el buen trato recibido por el conductor y por el médico.

Fuente: La Capital