Un avión con 189 personas a bordo se estrelló hoy en el mar de Java, pocos minutos de despegar del aeropuerto de Yakarta, Indonesia.

El vuelo JT 610 de la compañía indonesia low cost Lion Air cayó al agua unos 13 minutos después de salir a las 6.20 hora local (20.20 del domingo en Argentina) rumbo a Pangkal Pinang, en la isla de Bangka.

En la aeronave viajaban 181 pasajeros -entre ellos dos bebés y un niño- y siete tripulantes -dos pilotos y cinco auxiliares de vuelo-, según las cifras oficiales.
Los servicios de rescate encontraron los primeros cadáveres entre los restos del avión, informó a la agencia de noticias EFE el jefe de las operaciones de Emergencia de Indonesia, Agus Hariono.
Los restos mortales fueron hallados a unos 8 kilómetros al este de la península de Tanjung Karawang, lugar donde el avión accidentado desapareció de los radares. Hasta el momento, no se hallaron sobrevivientes, precisó Hariono.
Según varios medios locales, el aparato cayó desde 2.500 metros de altura en la bahía Karawang, donde la profundidad de las aguas está entre 30 y 35 metros. Unos 160 efectivos de salvamento en varios barcos y helicópteros se encuentran en la zona del siniestro en busca de personas que hayan sobrevivido a la tragedia y las cajas negras del aparato, que servirán a posterior para esclarecer lo sucedido.
El avión de Lion Air sufrió "problemas técnicos" durante un vuelo el domingo, aunque fueron "resueltos" antes de despegar este lunes, indicó Edward Sirait, director ejecutivo de la aerolínea, en rueda de prensa. Antes de estrellarse, el piloto había solicitado el regreso al aeródromo de la capital indonesia, que fue concedido, pero no envió señal de emergencia antes del siniestro, indicaron las autoridades.

La aeronave, un Boeing 737, entró en funcionamiento a mediados del pasado agosto y contaba con unas 800 horas de vuelo.

Fuente: lacapital.com.ar