Una mujer atacó las oficinas centrales de YouTube, en el área de la bahía de San Francisco, donde hirió a cuatro personas antes de suicidarse de un balazo. Así lo confirmó la Policía de San Bruno, que desplegó un gran operativo en la zona y descartó un ataque terrorista.

"Una mujer murió con una herida de bala aparentemente autoinfligida y hay cuatro heridos", sostuvo el jefe de la Policía de San Bruno, Ed Barberini, desde la sede ubicada en la Avenida Cherry y Bay Hill Drive.

El ataque comenzó cerca de las 13 hora local y causó pánico en la zona. Las primeras versiones señalan que la tiradora se filtró por una puerta trasera y arremetió contra los empleados en un bar del complejo.

En pocos minutos, cientos de policías rodearon la sede de YouTube y comenzaron a buscar a un "tirador activo" luego de que los empleados reportaran disparos y se atrincheraran en distintas partes del edificio.

En medio de un gran operativo, los empleados del complejo fueron evacuados de inmediato, con las manos en alto y escoltados por los efectivos.

La Policía informó que las víctimas fueron trasladadas al hospital de la Universidad de Stanford. Incluso muchas personas fueron atendidas en estado de shock y pánico por la situación.

En el momento en que comenzaron los disparos, Vadim Lavrusik, un trabajador de la empresa, escribió en Twitter que escuchó disparos y vio a gente corriendo mientras estaba en su escritorio, antes de atrincherarse dentro de una habitación con otros compañeros de trabajo.

El propio presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habló sobre el caso desde su cuenta de Twitter: "Me acaban informar sobre el tiroteo en la sede de YouTube en San Bruno, California. Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los involucrados. Gracias a nuestros fenomenales Oficiales de Aplicación de la Ley y a los primeros que respondieron que están actualmente en la escena".

Testigos reportaron además la presencia de helicópteros y policías del equipo de choque SWAT en el lugar. También el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) señaló que envió agentes.