Shapovalov venció a Nadal y lo privó de ser número uno del mundo

Viernes 11 de Agosto de 2017 · 11:40

El español perdió ante el canadiense, sorpresa del torneo y vencedor de Juan Martín Del Potro por 6-3, 4-6 y 7-6 (4) por lo que perdió sus chances de recuperar el cetro del tenis mundial que seguirá en por del escocés Andy Murray.

En la jornada del miércoles el canadiense Denis Shapovalov sorprendió a todos y venció a Juan Martín del Potro por 6-3 y 7-6 (4). Este jueves, demostró que su triunfo ante el argentino no fue casualidad y doblegó al español Rafael Nadal que luchaba por recuperar el puesto número uno del ranking mundial por 3-6, 6-4 y 7-6 (4).

Es que el mallorquín debía acceder a las semifinales del Masters 1000 de Montreal para recuperar el primer puesto del ránking de ATP en manos del escocés Andy Murray.

Y podrá ser la próxima semana en el ATP de Cincinnati donde Murray no jugará, que Nadal tendrá una nueva chance de luchar por ser el mejor del mundo.

Con esta victoria, el local de 18 años accedió a los cuartos de final del torneo de Montreal donde se medirá ante el francés Adrian Mannarino quien superó al coreano Hyeon Chung por 6-3 y 6-3.

Pero no le resultó nada fácil al canadiense lograr su segunda sorpresa en el certamen. En el primer set luchó siempre de abajo y terminó cayendo 3-6 en tres y siete minutos de juego.

El arranque del segundo parcial mostró a un más sererno canadiense que rápidamente se puso 3-0. Luego del 4-1, el mallorquín sacó relucir su experiencia y los empató en 4. Sin embargo, el canadiense no se amedrentó, mantuvo su saque y logró luego un break para llevarse el segundo set por 6-4.

El tercer set fue el mejor y el más emotivo porque vendría la definición. Nadal arrancó adelante conservando su game. El segundo que duró 14 minutos fue para el canadiense y a partir de allí cada uno con su saque se llegó al 6-6 y el tie break para definir al ganador.

Categórico 3-0 el arranque de Nadal en el momento decisivo pero lejos de encaminarlo al triunfo, el canadiense "resucitó" y estableció el 3-3 primero, 4-4 después y creyó en lo imposible con el 5-4 a favor.

Y allí no se amedrentó, no le importó que enfrente estuviera parte viva del tenis mundial y dos puntos más le dieron la victoria impensada que lo colocó en los cuartos de final.

Fuente: Infobae