El Waman fue fabricado en Sunchales y está equipado con tecnología de última generación. Es el resultado de cuatro años de trabajo, el prototipo ya realiza sus vuelos de control por los cielos santafesinos. Cuenta con la certificación de aeronavegabilidad expedida por el Anac. 

"Waman", significa halcón en lengua quechua, es el primer avión fabricado íntegramente en la provincia de Santa Fe. Fue construido en la ciudad de Sunchales —a 135 kilómetros de la capital— por la firma Aerosun que marcó un hito en la historia del emprendimiento local y regional.

La aeronave, que ya cuenta con la certificación de aeronavegabilidad especial extendida por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), realizó la semana pasada sus primeros vuelos de ensayo en el cielo sunchalense.

El proyecto comenzó a gestarse a mediados de 2015, como una iniciativa impulsada por un grupo de aeronáuticos entre los que se encontraban Owen Crippa (teniente de navío en la guerra de Malvinas), Hilario Valinotti —reconocido piloto que falleció en 2017—, Darío Bolatti, Gabriel Mosso y Fernando Lattanzi, entre otros socios fundadores.

"Es un desafío que costó muchísimo y que involucró a muchos emprendedores sunchalenses. Haber llegado al final, después de tanto tiempo, nos pone muy contentos", expresó Mosso, en una entrevista que brindó a FM 88.9 de Sunchales.

La nave está equipada con tecnología de última generación y en el proceso de fabricación se utilizaron insumos de proveedores locales y nacionales. Sus creadores ahora buscan perfeccionarse para poder fabricarla en serie. "La idea es hacer una fábrica de aviones. Tenemos que probar este avión para poder liberarlo y mostrarlo a todo el país. En este mismo momento se está haciendo la optimización del diseño para poder fabricarlo en serie", agregó Mosso.

Características

El Waman es una aeronave biplaza lado a lado, de aluminio, construida íntegramente con materiales de uso aeronáutico, como ser aluminio alclad 2024-T3, totalmente con bulonería aeronáutica, remaches sólidos de tipo AN426 para zona aerodinámica o mojada y AN470 para la zona interior; según describe el sitio Full Aviación, explicaron sus creadores. Está propulsado por un motor Rotax 912 ULS de 100 HP, que mueve una hélice Clerici bipala de 1.750 milímetros de diámetro, y que fue concebida por el reconocido diseñador Pedro Campo, mientras que la fabricación de la célula de aluminio es obra del constructor aeronáutico Juan Carlos Garibaldi.