Se juega el ST en el TAS

Miércoles 17 de Julio de 2019 · 09:41

Este miércoles a las 7.30 de la mañana (12.30 de España) arrancó la segunda audiencia de River y Boca con el TAS por la final de la Copa Libertadores 2018.

Tras una sesión de alegatos que se extendió cerca de nueve horas el martes, este miércoles a las 7.30 de la mañana (12.30 de España) arrancó la segunda audiencia de River y Boca con el TAS por la final de la Copa Libertadores 2018. Luego de lo que ocurrió con el taxi y la banda inoportuna, esta vez tanto Daniel Angelici como Rodolfo D'Onofrio ingresaron por las puertas traseras del edificio de la Liga en Madrid.  

Los grupos de abogados de ambos clubes, los representantes de la Conmebol y los miembros del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) sí ingresaron por las puertas del frente al edificio Murano, pero no realizaron declaraciones. 

Si bien el fallo no se conocerá hoy, e incluso podría haber un tercer día de audiencias que no estaba previsto en principio, sí se espera que alguno de los protagonistas de sus impresiones sobre la tendencia al cabo de esta segunda ronda de alegatos. De cualquier manera, la recomendación para ambos lados es mantener la prudencia mientras los jueces no se expidan.

A más de siete meses de la final de la Copa Libertadores, River y Boca volvieron a verse las caras en Madrid: se iniciaron las audiencias del TAS en las oficinas de La Liga con la presencia de los presidentes Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio.


La jornada se inició alrededor de las 8.30 de España (3.30 de Argentina) con el arribo de los máximos referentes de las instituciones. La primera sesión se extendió hasta cerca de las 19 horas en la capital española (14 en Argentina), es decir que se acumularon cerca de 11 horas de debate en el primer día.


 El presidente de Boca estuvo involucrado cerca de tres horas en las oficinas de La Liga porque en este cónclave inaugural fue citado en calidad de testigo. Sin embargo, quedaron en la reunión representantes del estudio de abogados contratado por Boca y uno de los dos hombres que lo acompañó hasta el edificio.