El proyecto fue  encomendado por el Intendente al  arquitecto y Secretario de Planeamiento Urbanístico Ariel Giménez Ritá, reconocido internacionalmente por sus intervenciones  alrededor de todo el mundo, especialmente en España. Este proyecto fue aprobado por Nación quien se comprometió en 40 días a enviar la remesa de dinero para su concreción, luego de una ardua  gestión del Intendente. 

En el día de ayer, se firmó un convenio con Nación para su remodelación y modernización. El acto se desarrolló en la Casa de la Cultura de Funes, ubicada en Tomás de la Torre 2001, con la presencia del Intendente de la Ciudad, Diego León Barreto, el Subsecretario de Relaciones Municipales del Ministerio del Interior de la Nación, Lucas Delfino, el Diputado provincial y Presidente del Pro santafesino, Federico Angelini, intendentes, funcionarios locales y vecinos.

Funes Hoy entrevistó a Giménez Ritá para informarse de cómo se desarrollará esta obra, “En realidad se trata de preservar su infraestructura,  reacondicionándola y agregando detalles necesarios para que se siga disfrutando  con la significancia que se ha hecho, adaptándola al crecimiento poblacional y de visitantes que viene sosteniendo.

Es una rehabilitación integral de recupero del espacio físico, urbano que está delimitado claramente entre la Ruta 9 y las tres calles que la rodean,  Irigoyen, San José y Angelomé; la idea es ampliar el espacio peatonal, sacar las barreras arquitectónicas de accesibilidad, poner equipamiento urbano,  poner iluminación de bajo consumo (led), recuperar la fuente de agua, remozar el Tótem del Ciudadano Anónimo, reconvertir la Oficina de Tránsito en Turismo, y sobre todo armar un Mini Metro Bus sobre la ruta para poder despejar la parada de colectivo, de la línea  133 negra que para sobre la Estación de Servicios.  Entubar y crear  el cordón interurbano, que comunica esa parada, sobre la ruta 9, que iluminada de noche da la referencia, he llegado a Funes, me bajo en la plaza. Sera un punto de referencia geográfico y urbanístico importante.

La jerarquía del arbolado en su naturaleza hace que sea un honor intervenir un espacio tan bello, forestándolo sumando especies que la gente que me acompaña ha trabajado tan bien.

Seguramente se nos presentaran pequeños o grandes problemas  ya que ha sido un espacio intervenido en otras muchas circunstancias, pero le vamos a echar la onda necesaria para que quede como debe quedar para Funes.  Que sea el primer paso en la reconversión urbanística de la Ciudad.

El Intendente Diego León Barreto  me solicitó,   que la calle San José quedase nivelada con La Plaza y lógicamente hay que ajustar los escurrimientos hídricos.  Se hará un ensanchamiento natural de las veredas.  Sobre la ruta se contempla el movimiento vehicular,  la llegada de los ciudadanos, el nuevo emplazamiento de la calesita, el área de juegos natural  sumando juegos inclusivos, y de tomar mates con equipamiento  de urbano, de premoldeado de hormigón  para que no se deterioren, un pequeño anfiteatro y una fuerte forestación en el ala oeste que será la que se ilumine de noche y le de jerarquía a la  Plaza.

Estos parámetros son para mejorar lo que hay, no se trata de modificar una Plaza Histórica. Si, cambiaremos todas las luminarias y habrá dos formas diferentes, una que es para brindar seguridad como una luz de día y la otra escenográfica iluminando desde abajo, destacando la forestación para que se vea como un espacio mágico por la noche cuando uno pasa por Funes", explicó Ritá.

El monto total de la obra asciende a $3.833,917,01.

La Plaza San José, ubicada estratégicamente en el centro de la ciudad de Funes,  cuenta con una   belleza paisajística, que está compuesta por la jerarquía de sus especies arbóreas centenarias, el colorido que le brindan los juegos infantiles, la calesita, el verde césped, diferentes  monumentos y gran accesibilidad,  se cubre de originalidad para ofrecer a los transeúntes las creaciones de los artistas  locales en la Feria de Artesanos,  recientemente se ha incorporado una estación de bicis de uso público y además sábados, domingos y feriados suma la propuesta de un pororero y  cuatriciclos a pedal, fotocopias y atriles para pintar. Todo esto es desde siempre una propuesta que logró atraer a las familias funenses y de la región a adueñarse de la misma para el momento lúdico de los más pequeños o de descanso y mateadas o picnics para los mayores.