Se acabó: el Chino Maidana regresó de Las Vegas y no volverá a boxear

Jueves 25 de Abril de 2019 · 08:24

Decidió  abandonar este intento porque su rendimiento -físico y anímico- no es el ideal.

El santafecino Marcos Chino Maidana invirtió casi ocho semanas de concentración pugilística y perdió unos 20 kilos durante largos entrenamientos en Las Vegas, con la idea de regresar al cuadrilátero y tras haber firmado un contrato multimillonario por tres combates. Pero todo ese esfuerzo terminó con una negativa que se decantó por peso propio. Maidana regresó a nuestro país con una decisión que maduró en los últimos días, y es definitiva: no volverá a pelear.

Maidana se iba a dar un tiempo, no mayor a una semana, para definir categóricamente luego de estas prácticas, si ponía una fecha a su reaparición o si, por el contrario, decidía abandonar este intento porque su rendimiento -físico y anímico- no era el ideal.

La decisión del noqueador

Justo es reconocerlo: Maidana siempre dijo que iba a intentarlo, e hizo todo lo posible para lograrlo. Pero volver era ir contra la corriente. Había muchas cosas por delante, y claramente no le dio el físico. Lo positivo es que tuvo la lucidez para darse cuenta de que no había camino de regreso.

Maidana desafió la lógica de este oficio, con casi 36 años, y con todos los avatares que se les presenta a quienes, como él, modificaron su manera de vivir y de pensar tras una sacrificada relación con esta profesión (entre 2004 y 2014).

En Las Vegas trabajó con su flamante equipo: Pileta Gomez , su primo y hombre de confianza; Alex Ariza, diagramador de tareas, y los colaboradores técnicos Vladimir Baldenero y Clarence Adamas, encargados de sus pasos pugilísticos en el Prince Ranch Boxing. En estas semanas también siguieron el intenso movimiento de la categoría welter (66,678 kilos). Ese era el límite que debía alcanzar para su segunda pelea, firmada por 1,5 millón de dólares.

Pero, luego de bastante esfuerzo, decidió cancelar su regreso al ring, que estaba previsto para fines de julio venidero, con un peso de algo más de 70 kilos. En las oficinas de Al Haymon, el hombre más influyente del negocio pugilístico, se esperaba su respuesta con gran expectativa. Maidana no dudó y emprendió el regreso a Buenos Aires, para poner otra vez en marcha Chino Producciones, la promotora de espectáculos que se estrenó en enero último, en Mar del Plata, con la promoción de Fabián, su hermano menor, quién perdió el invicto en aquella ocasión. Atrás quedó el intento de iniciar una segunda carrera, luego de una exitosa primera etapa, en la que fue campeón mundial superligero .