Roldán. Las Escuelas de Tae Kwondo, de Funes y Roldán juntas realizaron una clase abierta en el Día del Niño bajo el lema, “Amistad y compromiso”.

Viernes 11 de Agosto de 2017 · 10:25

Los alumnos Tae Kwondo, de Funes y Roldán, pertenecientes a la Escuela Santafecina participaron en el multitudinario festejo del día del Niño de la Ciudad de Roldán.

Los alumnos del gimnasio de Grupo Tao Gym de Funes, que dirige el instructor Gastón Medina V Dan ITF, junto a las escuelas de Doyanh Choi del instructor Pablo García, segundo Dan ITF, ACIF Funes de Fernando Lepor, quién pertenece al Staff de cinturones negros de Tao Gym, fueron invitados por Yongs Team de la Sociedad Sportiva Recreativa de Roldán, a cargo del Instructor Alejandro Zoccola IIDan ITF, todas pertenecientes a la Escuela Santafecina participaron en el multitudinario festejo del día del Niño de la Ciudad de Roldán.
José María Pedretti, el Intendente de Roldán había marcado en su alocución, “ En el festejo quería dejar el mensaje a los niños a través de la presencia de las dos parcialidades futbolística de la zona NOB y Central con Stand en el predio del Paseo de la Estación compartiendo Selfies, sorteando remeras y gorras y con peloteros y juegos para el disfrute de los pequeños, de esta manera dejan la enseñanza de que puede ser contrincantes sin ser enemigos, que el enfrentamientos es en la cancha poniendo color con banderas y canticos pero sin disturbios. Aquí hoy conviven las distintas camisetas en amigos abrazados recorriendo el predio y lo mismo demostraron en su significación las escuelas de Tae kwondo de Funes y Roldán que hoy presentaron combates juntas terminando fotografiándose en un abrazo general con todos sus alumnos”.
En la presentación del grupo el director Gastón Medina expresó, “En este evento destacamos ante todos los presentes que el Tkdo, es un deporte milenario que en sus prácticas actuales enseña las técnicas de defensa, formas y combate pero también la filosofía que marca reglas de convivencia y el compromiso de pelear solo sobre el estadio, nunca emplear los conocimientos para la violencia.
Estas escuelas que abarcan niños desde los 4 años en adelante enseñan este deporte, pero también brindan una educación a los estudiantes de Tae Kwon Do, con un entrenamiento físico riguroso, con el que proponen mejorarse físicamente, mentalmente y espiritualmente. La filosofía del Taekwondo se basa en cinco principios: Cortesía, Integridad, Perseverancia, Autocontrol y Espíritu Indomable.
La Cortesía. (Ye Ui) Es una regla no escrita, con el significado de hacer destacar al ser humano mientras se mantiene una sociedad armoniosa. Los practicantes de Taekwondo deben construir un carácter noble, así como entrenar de una manera ordenada y disciplinada.
Integridad. (Yom Chi) Es muy importante saber establecer los límites entre lo bueno y lo malo así como saber reconocer cuando se ha hecho algo malo. Por ejemplo, en un estudiante que se niega a recibir consejo o aprender de otro estudiante más inexperto, o en un practicante que pide un grado a su maestro, no hay integridad.
Perseverancia. (In Nae). "La Paciencia conduce a la virtud o al mérito". La felicidad o la prosperidad, generalmente son dadas a la persona que es paciente. Para poder alcanzar un objetivo, ya sea promocionar a un grado superior o perfeccionar una técnica, se ha de ser perseverante. Es fundamental el sobrepasar cada dificultad con la perseverancia.
Autocontrol. (Guk Gi). Es de vital importancia tanto dentro como fuera del do yang, tanto en el combate como en los asuntos personales. En combate, la falta de autocontrol puede provocar graves consecuencias tanto para el alumno como para su oponente. Asimismo, se ha de ser capaz de vivir y trabajar dentro de las propias capacidades. No es más fuerte aquel que es capaz de vencer a los demás, sino aquel que es capaz de vencerse a sí mismo”.
Al Cierre de la presentación El instructor Alejandro Zocola agradeció a las escuelas invitadas, a los instructores, alumnos y padres por concurrir y destacó, “Un buen practicante de Taekwondo ha de ser siempre modesto y honrado. Ante una injusticia, actuará con espíritu combativo, sin miedo y sin dudarlo, sin tener en cuenta contra quien o contra cuantas personas se haya de enfrentar. En el respeto a sí mismo y hacia los demás encaramos nuestra formación implementado tanto la disciplina marcial como la filosofía del Taekwondo”