Después de cuatro años de negarlo, Marengo reconoció que esta en pareja con el hermano de Ricardo Fort. Captura TVAunque lo había desmentido varias veces Rocío Marengo confirmó un rumor que sonaba desde 2015: está de novia con el empresario Eduardo Fort, hermano de Ricardo. Inclusive alguna vez se dijo que se habían casado en secreto en Miami, cosa que no ocurrió.

La rubia terminó con las dudas: "Estoy de novia con Edu Fort, que es perfil bajo", dijo como para justificar tantos años de silencio y ocultamiento. 

Nos conocimos en la calle hace varios años. Él estaba comiendo con amigas y yo con amigas. Y bueno, vieron que siempre hay una amiga que toma de más y se pone a charlar con la mesa de al lado. Charla que va, charla que viene, se dio… Terminamos tomando un café juntos entre las dos mesas. Cuando ese restaurante cerró, cruzamos a otro. Todo el grupo estaba unido”.

Como Lozano le pedía más detalles, Marengo se animó y contó que “Después, se armó un grupo de WhatsApp y éramos como miles. Algunos se fueron bajando, se armó como un grupo de amigos pero yo esperaba verlo a él. Así fue que con el paso del tiempo se dio una charla paralela y seguimos". 


“Fue todo muy de a poquito, muy tranqui. Después de que nos conocimos él se tuvo que ir bastante al campo por trabajo y la seguimos por chat”, recordó.

Ahí Verónica indagó acerca de lo que en su momento fue un conflicto: “¿Él venía de la separación de Karina Antoniali?”, preguntó. Y con absoluta franqueza, Marengo reconoció: “Sí, él venía de la separación. Lo conocí como muy justo. De hecho, siempre le digo que me encontró y no tuvo tiempo ni de joda, porque fue como muy justo”.

La charla fue subiendo de tono, a tal punto que Lozano se animó a preguntarle "¿Cuándo entregaste el Jacqueline (en referencia a un chocolate de la empresa) por primera vez?", en relación al sexo. "Pasó bastante tiempo. Primero éramos muy amigos. Ese día cociné y sacó una parte mía muy desconocida", bromeó. 


Respecto del hermetismo en el que se mantuvo la relación, Rocío argumentó que “No necesitamos la opinión del resto. Se dio así. Fue increíble porque lo disfrutamos al ciento por ciento”. Agregó que conoce a los hijos de 11 y 19 años de Eduardo y dice que los adora, aunque todavía no conviven.

"Mi papá llegó a conocerlo y hemos pasado fiestas juntos. Es todo muy lindo", agregó. “Nunca dejé todo por amor y siento que ahora lo merezco. Hoy soy feliz estando con él, acompañándolo. Yo estoy más para ser ama de casa, ja, no me quiero meter en la empresa”, respondió ante la insistencia de Vero Lozano.

Acerca de por qué no está trabajando en la tele, explicó que "No tengo ganas de ser panelista y estar tirando mala onda al resto de la gente. Fui muy combativa en su momento y ahora quiero estar tranquila. Creo que no me bancaría la pelea con alguien".

Al final, Rocío detalló cómo es su vínculo con Marta, la mamá de Eduardo Fort y con los hijos de Ricardo: “Marta me cantaba tangos y me enseñó a jugar a las cartas. Al la fiesta de 15 de Martita no fui porque estaba en Japón”, explicó en relación a su ausencia en la fiesta.