Ricardo Centurión intimó a Racing y amenazó con iniciar acciones legales si no vuelve a entrenarse con la Primera

Jueves 28 de Febrero de 2019 · 09:14

La polémica con Ricardo Centurión en Racing sumó un nuevo y determinante capítulo. El delantero intimó al club y amenazó con iniciar acciones legales si no vuelve a entrenarse con la Primera.

El futbolista de 26 años pidió 48 horas para que la dirigencia resuelva su situación laboral, ya que considera que la institución le está ocasionando "graves prejuicios de índole personal, deportivo y profesional". Por tal motivo, exige entrenarse con el plantel profesional, caso contrario buscará obtener tutela efectiva de sus derechos, es decir, quedarse con el pase en su poder.

En el telegrama que envió y que se conoció este miércoles por la tarde, Ricardo Centurión remarcó su intención de volver a trabajar con la primera división. En este sentido, en el escrito responsabilizó Diego Milito, el manager de Racing, por tener que entrenarse con la reserva. Y avisó: "Retengo tareas hasta la total y cabal satisfacción de mis intimaciones y emplazamientos aquí cursados".

Más temprano, "Ricky" rompió el silencio y, a través de las redes sociales, cortó con los rumores sobre una posible venta. "Desmiento cualquier tipo de información que esté dando vueltas sobre mi futuro. Voy a esperar hasta fin de torneo. Mi actual club es Racing, saludos", escribió en sus redes sociales, dando por desechada cualquier especulación acerca de su futuro sobre todo frente a los rumores de serios intereses de parte de Godoy Cruz y Rosario Central.

Pasaron 17 días del incidente que protagonizó en el estadio Monumental con Eduardo Coudet, con quien tuvo un cruce en pleno campo de juego luego de que el DT lo seleccionara para entrar con el juego desfavorable. Hasta hoy, Ricardo Centurión no se había referido al tema. Solo había compartido varios posteos dándole ánimo al plantel que se juega la instancia final de la Superliga, que lo tiene como líder del campeonato.

El mediocampista no tiene forma de revertir la decisión del "Chacho", quien le afirmó a los dirigentes tras el problema en el Monumental:"Conmigo Centurión no juega más". El DT cumplió a raja tabla su palabra, lo envió a entrenar con la reserva y ni siquiera lo recibió durante la semana pasada cuando el futbolista intentó dialogar para pedir disculpas.

La pelea entre Ricardo Centurión y "Chacho" Coudet en el Monumental

Como si todo este contexto no fuese suficiente, "Centu" llegó tarde a un entrenamiento con la segunda divisional y la sospecha se centró a una supuesta reunión noctura con mujeres y algunos compañeros de las juveniles.

La "Academia" le compró el 70% de su ficha al Genoa en enero del 2018 a cambio de unos 4.000.000 de euros. Por entonces, recién asumía su cargo de entrenador en el club Coudet y el talentoso deportista ofensivo era una pieza clave en la generación de juego.

Las partes más destacadas del telegrama que Centurión le envió a Racing

Atento y toda vez que desde el día 11 de febrero de 2019 me encuentro separado del plantel superior de fútbol de vuestra institución por imposición de su secretario técnico Diego Milito, conforme me fuese comunicado y manteniendo su imposición pese a mi inmediato y expreso rechazo.

Obligándome también a cumplir mis entrenamientos con una división inferior a la que revisto, contraria a mi categoría laboral profesional y antecedentes deportivos, causándome con ello ostensibles y graves perjuicios de índole personal, deportivo y profesional.

Los INTIMO PERENTORIO PLAZOS DE 48 HORAS ACLAREN SITUACIÓN LABORAL, actuando con buena de contractual y cesando con el estado de incertidumbre generado por sus ilegítimas y abusivas decisiones, haciéndome saber por medios legales las razones y motivaciones por las cuales se me impide formar parte del plantel superior de fútbol de la institución y realizar las prácticas y entrenamientos con dicho plantel profesional, ajustándose así a la letra del convenio colectivo de trabajo del futbolista profesional, el contrato de trabajo suscripto y la ley de contrato de trabajo, plexo normativo que regula nuestro vínculo, cesando con ellos los graves perjuicios que vuestra conducta me genera.

Notifícoles asimismo que, atento sus incumplimientos legales, por imperio de la exceptio non adimpleti contractus, retengo tareas hasta la total y cabal satisfacción de mis intimaciones y emplazamientos aquí cursados.