Pilar Sordo es una psicóloga y escritora chilena. Desarrolla su actividad profesional en Santiago, prestando además asesorías a colegios a lo largo del país y a empresas tanto en Chile como en el extranjero. Asimismo, en la actualidad se desempeña como asesora de diferentes ministerios. Sordo, se dedicó a atender su consulta profesional y a profundizar  investigaciones en talleres realizados en colegios y hospitales. De esa experiencia saldría el material de los libros y las charlas que la harían famosa. También referenció en la conferencia de hoy su Dirigencia en la Fundación CáncerVida, para pacientes con cáncer de pulmón y páncreas en memoria de Óscar Letelier González.

Sordo, es divorciada, y viuda y casada nuevamente. Madre de dos hijos a quienes involucra en sus experiencias casi tanto como a sus padres. En disertación en que la psicóloga destaca aspectos de nuestra realidad, para llegar a entender la felicidad como una decisión permanente y diaria. "La decisión de ser feliz debe ser tomada con los dolores que vivimos y no esperar a que estos desaparezcan para tomar contacto con este concepto". La necesidad de incorporar elementos de responsabilidad, el buen ejercicio de la libertad, y la fuerza de voluntad, como ingredientes esenciales en el logro de objetivos, equilibrio trabajo-familia, resolución de conflictos y buena comunicación. Para ser feliz hay que darle un significado a lo que nos ocurre y poder convivir con ello, no simplemente por estar contento.Entender que ser feliz es una decisión en la que felicidad y dolor son las dos caras de la misma moneda que uno conlleva entre sus manos que conforman el transcurso de cada persona a lo largo dela vida".

En la presentación de cada una de las narraciones contaba catástrofes ocurridas en su país, donde trabajó en ayuda humanitaria, en cuyo relato trasladaba las  emociones de los presentes desde la tristeza a la carcajada por las resoluciones que imprimía a cada caso. Nunca sabremos los que los seguimos, si Marta es el nombre de la mujer que limpiaba su carpa en medio de un tsunami, o Carolina la enferma de cáncer, pero sí todos recordaremos que aún en los momentos terminales podemos tomar la decisión de cómo afrontarlos.

No sé si todos podemos decir que reconoceremos a un anticipador de desgracias cuando lo topemos, ni que mañana decidiremos ser felices, ni si tenemos claro que la felicidad la encontraremos a partir de proponérnosla, pero si afirmaría que mientras ella lo explicaba parecía muy fácil poder alcanzar la felicidad, algo que siempre soñamos para nosotros, pero fundamentalmente para los que amamos.

Luego de casi dos horas de alocución solo interrumpida por los aplausos o risas de un auditorio totalmente pendiente de sus dichos, la Chilena dio por terminada su conferencia, pero no para dejar a los oyentes, sino para pasar a un salón contiguo en que se agasajó con un servicio de  lunch de gran calidad mientras los fans se fotografiaban y saludaban a la psicóloga.

El Presidente del Concejo Carlos Olmedo en nombre del Intendente de Funes  le entregó una placa recordatoria como homenaje a su paso por nuestra Ciudad.