Piden detener al falso agente de viajes "Lucho" Paladini

Miércoles 7 de Febrero de 2018 · 09:15

La fiscalía ya tiene 31 denuncias en su contra. Ayer allanaron tres domicilios ligados al excéntrico relacionista público

El Ministerio Público de la Acusación ordenó la detención del Luis Rodolfo "Lucho" Paladini, el excéntrico relacionista público que habría estafado a unas 150 familias con paquetes turísticos. La información fue confirmada ayer por el fiscal Adrián Mac Cormack, quien investiga el caso y ya recibió 31 denuncias contra el acusado. En tanto, la Justicia llevó a cabo tres allanamientos en los que se secuestró documentación y teléfonos celulares. Además, se pidió la inmovilización de los posibles bienes del falso agente de viajes.
Agentes de la policía concurrieron a la casa materna de Paladini en Coronel Bogado, que figura en su documento nacional de indentidad (DNI), además del domicilio de su hermana (Paraguay al 400) de Rosario, donde está registrada su línea de teléfono celular y la oficina donde citaba a los clientes (Paraguay al 2200).

La policía pudo determinar que, si bien no estaba en forma permanente, pernoctaba muy a menudo en el domicilio de la hermana.

En las diferentes viviendas allanadas se encontró documentación y flyers ligados a las promociones turísticas que ofrecía, además de pendrives y teléfonos celulares, todos elementos secuestrados, que ahora serán peritados a la espera de obtener más información.

Mac Cormack sostuvo que sobre Paladini pesa un pedido de detención, aunque no se lo halló en ninguno de los lugares donde se hicieron los procedimientos.

Sin embargo, LaCapital pudo saber que existen fuertes sospechas de que el acusado se encuentra en Rosario, por lo que podría ser detenido en cualquier momento, salvo que se presente ante las autoridades.

Es que para el referente del ministerio público, existen pruebas suficientes para imputarlo por estafa. De hecho, ayer se tomó declaración a una empleadora del relacionista público, quien brindó datos que se consideran valiosos.

La mujer, propietaria de la firma mayorista de turismo Trilogía, lo mantuvo contratado hasta abril de 2016 y "proporcionó buena información", dijo el fiscal a este diario.

El agente de viajes trucho fue empleado allí durante cuatro años hasta que la relación laboral fue cortada por la propietaria de la empresa porque "se quedó con dinero". Esa fue la causa de la desvinculación.

Poco tiempo después de aquel episodio, Paladini comenzó su gestión particular en la venta de viajes y excursiones, en apariencia debido al conocimiento adquirido por trabajar en el rubro y porque tenía en su poder algunas plataformas de datos de Trilogía.

Fue así que, para perpetrar las estafas, utilizó imágenes de la empresa estadounidense Ticket Center. El fiscal sostuvo que generaba documentos apócrifos a través de la "manipulación digital", aprovechando sus conocimientos en diseño.

De este modo, confeccionaba vouchers falsos y reservaba vuelos que no se concretaban, pero que mostraba como tickets válidos.

Mientras Mac Cormack confirmó que Paladini no es agente de viajes ni está inscripto como tal, también contó a este medio que el ministerio público pidió la inmovilización de sus bienes, en el caso de que cuente con ellos, enviando oficios al Banco Central, además de los registros de la propiedad del automotor y de inmuebles.

Sin embargo, se sospecha que en las maniobras del falso agente de viajes no habría triangulaciones ni lavado de activos. Aunque sí estafaría a sus clientes con sus tarjetas de crédito utilizando los 16 dígitos del frente y los tres del código de seguridad. Así, habría comprado viajes a través de una web para determinados clientes con el plástico de otros.

Muchos de esos paquetes se concretaban a medias y, por ende, algunos pasajeros quedaron varados en medio de sus travesías.

Por lo pronto, el fiscal ya cuenta con razones suficientes (engaños y generación de documentación falsa, entre otras cuestiones) para pedir la imputación del acusado por el delito de estafa, que comienza con un mes de prisión "pero podría llegar a tener 50 años como máximo" en función de la escala penal por la cantidad de denuncias.

Así y todo, Paladini, adicto al juego según varios voceros, concretó las supuestas estafas en poco tiempo: desde junio de 2016, apenas quedó desvinculado de la mayorista Trilogía.

Por el momento, Mac Cormack afirmó que existen pruebas importantes para continuar la investigación a la espera de que el acusado aparezca e incluso pueda comparecer ante la Justicia.

Fuente: La Capital