Obligan a la firma emisora de Visa a vender el 100 por ciento de sus acciones

Jueves 28 de Septiembre de 2017 · 11:00


El Ministerio de la Producción resolvió que la firma Prisma, que había sido acusada de monopolio, debe "disolver su posición dominante"

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia aceptó ayer el compromiso de desinversión de la empresa Prisma, emisora de tarjetas Visa, que deberá vender el 100 por ciento de su paquete accionario con el fin de "desarmar una posición dominante" y "aumentar la competencia en el mercado de tarjetas de crédito y medios electrónicos de pago.

La decisión quedó establecida a partir de una resolución del Ministerio de la Producción, que recordó que Prisma —que había sido acusada de monopolio— es propiedad de Visa Internacional y 14 bancos que operan en Argentina; participa de los mercados de adquirencia y procesamiento de tarjetas de crédito y de terminales de pagos (POS). Ahora, el compromiso obliga a los accionistas de emisora de tarjetas a "vender el 100 por ciento del paquete accionario y no permite que más de un banco que opera en el país sea accionista de la empresa para impedir la integración hoy existente", puntualizó la cartera de Producción.

Asimismo, prohíbe a esa compañía que comercialice otra marca de tarjetas de crédito hasta que haya otra empresa en el mercado de la marca Visa; también la obliga a prestar sus servicios (de procesamiento de tarjetas de crédito y otros) de forma no discriminatoria a posibles competidores.

A su vez, el compromiso obliga a Prisma a discontinuar su servicio de transferencias inmediatas, lo que permitirá que el mismo sea brindado por un proveedor independiente que asegure que otros medios de pago alternativos y competidores puedan desarrollarse en forma no discriminatoria, según el texto oficial. Finalmente, la norma prevé el nombramiento de un auditor independiente elegido por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

Competencia

"Este es un paso importante para el fortalecimiento de la defensa de la competencia en Argentina, uno de los ocho pilares del Plan Productivo Nacional que tiene como objetivo generar una economía moderna y dinámica que avance sostenidamente en reducir la pobreza", sostuvo el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Y añadió: "Así, se rompe la integración vertical entre bancos emisores y empresa adquirente, así como la integración horizontal entre los bancos emisores. Esto permitirá el ingreso de nuevas empresas en el mercado de tarjetas de crédito con beneficios para comercios, consumidores y para la economía en general".

Por acuerdo entre la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) y la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra (Atacyc), que enrola a las tarjetas, se firmó un convenio que establecía que a partir de abril el máximo que pueden cobrar a los comercios es del 2,5 por ciento por cada operación con tarjeta de crédito y 1,2 por ciento con débito, y descenderá de forma escalonada hasta 1,8 por ciento y 0,8 por ciento en 4 años. Prisma era la única que ofrecía a comercios la marca Visa, siendo propiedad de Visa Internacional y 14 bancos que operan en Argentina.

Respaldo

La Came respaldó la venta de Prisma porque "permitirá a las pymes a tener mejor competencia en el mercado" y ello "claramente beneficiará a los comercios, consumidores y la economía en general, ya que se podrán ofrecer más formas de financiamiento, menores costos de mantenimiento y mayor transparencia porque más locales podrán adherirse al sistema".

Fuente: La Capital