Luis Miguel hizo delirar a sus fans en el Orfeo de Córdoba

Miércoles 27 de Febrero de 2019 · 07:30
Una ovación de cuatro minutos y confesiones de amor hechas a los gritos por sus fanáticas fueron parte de la recepción a Luis Miguel en Córdoba, en el inicio de su gira por la Argentina. El "Sol de México" apareció casi una hora después de lo pautado y, mientras lo aplaudían y coreaban su nombre, él señalaba a cada sector del estadio.

Una ovación de cuatro minutos y confesiones de amor hechas a los gritos por sus fanáticas fueron parte de la recepción a Luis Miguel en Córdoba, en el inicio de su gira por la Argentina. El "Sol de México" apareció casi una hora después de lo pautado y, mientras lo aplaudían y coreaban su nombre, él señalaba a cada sector del estadio.

"Si te vas" fue el tema con el que arrancó. Súper tostado, delgado y de traje negro, se mostró simpático y, como es habitual en sus shows, su comunicación se limitó a un juego de mímica que todos conocen y siguen. "¿Se la saben?", fueron sus primeras palabras a media hora del comienzo y largó con "Culpable o no". Más que suficiente para que sus incondicionales disfrutaran la fiesta del reencuentro.

Las casi 10 mil personas que colmaron el estadio Orfeo -había más hombres de los que, con prejuicio, se suponía- vivaron y disfrutaron del recital que se extendió casi dos horas. Dejó el escenario menos de 10 minutos y regresó sin saco y sin corbata; con chaleco y camisa blanca. La segunda parte del recital comenzó con "La Barca" y "Se te olvida". Nunca lo dejaron cantar solo. Hubo un tercer segmento, que el cantante encaró con remera negra, que se inició con "Será que no me amas".

La pista y las butacas se tiñeron de rojo, el color elegido para homenajearlo. Fue una suerte de "uniforme" acordado a través de las redes para recibirlo. Incluso, a la entrada, se repartían globos rojos para que nadie quedara afuera de la bienvenida.

 

 

 

Fuente:lanacion.con

Crédito: Sebastián Salguero