Los motivos de la interna entre Tevez y Barros Scheloto

Martes 29 de Enero de 2019 · 11:05

Si Guillermo seguía en Boca, yo me iba”. La frase la largó Carlos Tevez y tuvo un destinatario directo: Barros Schelotto. El actual 10 y el ex DT no se llevaban bien desde hace un tiempo. Y ya con los mellizos en la MLS, el Apache soltó la bomba de una interna con historia.

Tevez tiró una bomba que estaba activada desde hace un tiempo. Los detalles de la ruptura entre Carlos y Guillermo Barros Scheloto

La relación entre Barros Schelotto y Carlitos estaba rota desde hacía tiempo. Nada fue lo mismo después de que el Apache se fuera de la forma que se fue a China y volviera de la forma que volvió. Guillermo notó actitudes del 10 que lo exponían delante de los jugadores, como el “somos unos cagones, esto es Boca” que gritó Carlitos en Colombia después de que el DT pusiera un volante y no un delantero para ir a ganarle a Junior de Barranquilla (1-1) y encaminar la clasificación a octavos. Fue el 2 de mayo del 2018. “No me tenía en consideración ser titular para los partidos que él decía”, dijo Tevez

“Alfaro está tratando de devolverme esa alegría”

Un mes antes, Tevez declaraba sobre dónde se sentía más cómodo: "Todos saben que no soy 9, si me dan a elegir quiero jugar de enganche para hacerme cargo de la conducción del equipo. Acepto jugar de 9 porque el DT me lo pide y el equipo lo necesita, yo no me voy a plantar por eso". Y Guillermo repetía que lo pensaba de centrodelantero. Aunque en su equipo, Benedetto y Wanchope estaban un paso adelante.

Volviendo a mayo, Tevez fue sintiendo -y viendo- cómo pasaba de ser titular a suplente. Barros Schelotto lo puso en el 11 vs. Unión, Gimnasia y Alianza Lima, pero lo reemplazó a los 60'. “Guillermo me viene sacando los últimos tres partidos pero uno hace las cosas bien", declaró Carlos. Luego vino el Mundial. Y la llegada de Mauro Zárate, la que el mismo Apache consideró que fue para sacarlo del equipo: "Si ves un jugador que es ídolo y vos traés a alguien para reemplazarlo y en el primer partido lo mandás al banco, das una señal de que no te quieren. Sabía cómo venía la mano desde el principio".

La relación estaba rota. A Guillermo nunca le gustó la línea directa que existía entre Tevez y Angelici. Que lo que hablaba en privado con el presidente o con el jugador, enseguida el otro se lo enteraba. Eso, sumado que el mellizo consideraba que no estaba para jugar, hicieron a un costado al 10, sobre todo en la Copa. Y que GBS casi que lo subestimara en la final de Libertadores más importante de la historia, Carlitos no se lo va a perdonar. “Sentía que hiciera lo que hiciera, con Guillermo no iba a jugar nunca ”, avisó.

Otro momento caliente, quizás el más, sucedió el 26 de agosto en el Ducó. Ahí, por la Superliga, Guillermo decidió ni llevarlo al banco. Igual, Tevez viajó con el plantel y se mostró tomando mates en la tribuna. "Es una decisión futbolística", soltó el DT en aquella oportunidad. Pero no se trataba solo de eso.

Desde afuera, Daniel Osvaldo, otro que se cruzó con Barros Schelotto, dio su punto de vista: "Guillermo le está haciendo a Tevez lo mismo que a mí. No se anima a echarlo y lo está provocando de forma sucia"

Pasaron los días, los partidos (más afuera que adentro) y terminó el 2018 con otra polémica. Si bien Tevez entró bien en la primera final ante River, en la Bombonera, luego apenas sumó unos diez minutos en la vuelta, en el Bernabéu, cuando el equipo necesitaba un cambio importante. GBS lo metió a los 6' del segundo tiempo suplementario.

Fuente Olé