El Intenndente de la ciudad Diego León Barreto participó de la charla que se realiza todos los sábados en la Central de Monitoreo que Coordina toda la información policial y del 911. Junto a él estuvo Daniel González, subsecretario de Prevención Urbana y Emergencias.

Además participan, Vecinos, representantes de más de 22 instituciones de Rosario, Pérez, Funes, Arroyo Seco y otras localidades, intendentes y legisladores, Central de Información Criminal Operativa denominada OJO, desde que se inauguró en julio del año pasado.

Las charlas se organizan todos los sábados, son encabezadas por el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y buscan acercar a los vecinos los lineamientos del plan provincial de seguridad, las formas en las cuales se pensó el patrullaje en Rosario, explicar el funcionamiento de los nuevos patrulleros y cómo se piensan y se ejecutan las políticas de prevención.

González, en su alocución expresó la inportancia "de que municipios y comunas concurran para saber cuales son las herramientas que se pueden gestionar y que tecnología se puede adecuar a los mismos e informarse mas en todas las reuniones que hace a la seguridad para controlar la delincuencia.
El titular de la cartera funense agradeció al ministro Pullaro las intervenciones que éste ha tenido en la ciudad, cada vez que el Intendente le ha comentado las preocupaciones sobre inseguridad".

"El OJO no es una central de monitoreo, no es una central telefónica 911", explica en cada reunión, Florencia Blotta, la secretaria a cargo de la repartición. "Es una herramienta que permite reunir toda la información posible en materia de seguridad y así reorganizar los recursos en la calle para mejorar el trabajo policial", agrega ante la mirada atenta de los vecinos".

 

Además, en cada encuentro el intercambio con los funcionarios, les permite expresar sus inquietudes y la problemática puntual que tienen en cada zona. Muchas veces, los vecinos son quienes aprovechan las reuniones para acercar datos que sirven para mejorar las condiciones de seguridad en su barrio, o para brindar información sobre situaciones que tienen que ver con el delito organizado.