Las razones de la invasión colombiana en la Superliga

Miércoles 30 de Enero de 2019 · 09:13

Algunos técnicos que pasaron por la Liga Águila los conocen y apuestan por ellos. Además, eligen jugar aquí como plataforma hacia Europa.

Con aroma cafetero. Carrascal (River), Cassierra (Racing), Campuzano (Boca) y Rentería (San Lorenzo) son 4 de los 16 colombianos que llegaron en enero.

Sucedió hace exactamente setenta años, cuando en el campeonato colombiano jugaban, por citar tres nombres familares, Boca Juniors de Cali, Independiente Santa Fe y Huracán de Medellín. Entonces, los mejores jugadores del continente llegaban a reforzar los equipos locales. Millonarios incorporó a Adolfo Pedernera, Alfredo Di Stéfano y Néstor Pipo Rossi, nada menos. Y armó el Ballet Azul. Semejantes incorporaciones generaron que en 1949 se viviera la época de El Dorado en el fútbol del país de Gabriel García Márquez.

Hoy, el torneo argentino no está en su esplendor. Mucho menos, se vive una revolución, más allá de que hace dos años empezó a funcionar la Superliga con el objetivo de explotar el certamen de Primera División a bordo de una nueva estructura profesional. Pero desde hace tiempo se transformó en la tierra prometida para los jugadores colombianos. En este receso, especialmente, los clubes argentinos apuntaron como nunca a futbolistas de bandera tricolor.

Los números en la reanudación de la temporada 2018/2019 son contundentes: casi la mitad (47%) de los 34 extranjeros que se incorporaron nació en Colombia. Llegaron 16 futbolistas cafeteros, que se repartieron en 11 clubes.

Este martes, sin ir más lejos, arribó Jorge Carrascal a Buenos Aires para incorporarse a River y sumarse a Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré.

El mediapunta nacido hace 20 años en Cartagena jugó en el FK Karpaty Lviv de Ucrania y es una apuesta de Marcelo Gallardo. Le dicen el “Neymar” colombiano, más allá de que ayer aseguró en el aeropuerto de Ezeiza: “Es un apodo simpático. Todos los futbolistas hacen su carrera y yo vengo a hacer la mía a la Argentina, pero decirme así es un poco exagerado”. Al mediodía se hizo la revisión médica en el Centro Rossi y por la tarde firmó su contrato en Núñez. Estará a préstamo por 18 meses a cambio de 500 mil euros y una opción de compra de 3 millones.

Dupla colombiana. Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré fueron campeones de la Copa Libertadores con River.

fuente: Clarín Deportes

Habrá 28 futbolistas colombianos en la Superliga. Los 16 que llegaron en enero y otros 12 que, por ahora, permanecen en sus clubes. Edwin Cardona y Daniel Hernández comenzaron el periodo 2018/2019 en Boca y San Lorenzo. El volante paisa cambió la camiseta azul y oro por la del Pachuca de México y el Travieso dejó el Bajo Flores en condición de libre. Wilmar Barrios, en tanto, está con un pie en el Zenit de San Petersburgo. En definitiva, son 30 jugadores que llegaron desde Colombia en la actual temporada que comenzó el 10 de agosto del año pasado y terminará el 8 de abril con el desenlace del torneo regular. Nunca hubo tantos.

También se incrementó el número de extranjeros. Durante la primera parte de la temporada hubo 92 futbolistas foráneos en los 26 planteles de Primera División. El 40 % uruguayos, el 26 % paraguayos y el 15 % colombianos, 14 exactamente. Con los refuerzos registrados en el mes corriente, hay 125 contratos de jugadores del exterior: 35 % de uruguayos y un 24 % de paraguayos y colombianos. El resto, chilenos, ecuatorianos, venezolanos y peruanos. Y hay un portugués: Luis Leal, de Newell’s.

Entre los pases más destacados están Jorman Campuzano, uno de los mejores volantes centrales del fútbol colombiano que llega de Atlético Nacional; Dayro Moreno, experimentado de 33 años que está entre los diez máximos artilleros de la Liga Águila y se incorporó a Talleres; y Wilson Morelo, top scorer de la Copa Libertadores con 9 gritos que se sumó a Colón.

Goleador. Wilson Morelo llegó de Santa Fe para jugar en Colón. Fue el goleador de la Libertadores 2018.

Los santafesinos y San Lorenzo fueron los clubes que más cafeteros contrataron: tres cada uno. Sus respectivos técnicos son el uruguayo Julio Comesaña, que hizo casi toda su carrera en Colombia y perdió la final de la Copa Sudamericana con Junior de Barranquilla, y Jorge Almirón, quien viene de dirigir Atlético Nacional. Ambos conocen el paño, claro.

Pese a la devaluación, los colombianos recalan en el fútbol de estas latitudes por su carácter competitivo y porque es una plataforma a Europa. Y aquí viven su sueño dorado.

Los que llegaron

Jorge Carrascal (River): Jorman Campuzano (Boca); Gustavo Torres, Raúl Loaiza y Andrés Rentería (San Lorenzo); Mateo Cassierra (Racing); Dayro Moreno (Talleres); Wilson Morelo, Andrés Cadavid y Guillermo Celis (Colón); Mauricio Cuero (Belgrano); Edwar López (Estudiantes); Humberto Osorio (San Martín de San Juan); Jarlan Barrera y Duvan Vergara (Rosario Central) y Reinaldo Lenis (Banfield).

Los que estaban

Wilmar Barrios, Sebastián Villa, Frank Fabra (Boca); Juan Fernando Quintero, Rafael Santos Borré (River); Andrés Roa (Huracán); Mauricio Arboleda (Banfield); Diego Valoyes (Talleres); Jefferson Mena (Aldosivi); José Luis Sinisterra (Lanús); Yeimar Gómez Andrade (Unión) y Oscar Cabezas (Rosario Central).

Talentoso pero conflictivo. Dayro Moreno es uno de los 10 máximos goleadores del fútbol colombiano. Fue despedido de Atlético Nacional por una pelea con un compañero.

Talentoso pero conflictivo. Dayro Moreno es uno de los 10 máximos goleadores del fútbol colombiano. Fue despedido de Atlético Nacional por una pelea con un compañero.

 Racing sigue reforzándose: llega Mateo Cassierra, un admirador de Ronaldinho y Neymar

Con un pie afuera. Wilmar Barrios está a un paso de irse al Zenit de San Petersburgo.

Los que se fueron

Edwin Cardona (de Boca a Pachuca) y Daniel Hernández (libre de San Lorenzo).

Colombiano for export. Edwin Cardona dejó Boca y ya está vistiendo la camiseta del Pachuca en México.