El volcán Kilauea en Hawaii, uno de los más activos del mundo, entró en erupción el jueves, expulsando lava por grandes grietas hasta un área residencial y obligando a las autoridades a ordenar la evacuación de miles de personas.

El gobernador David Ige declaró el estado de emergencia para poder movilizar a todos los servicios y fondos de urgencia del Estado vinculados a catástrofes naturales.

Imágenes de medios locales mostraban corrientes de lava que serpenteaban a través de los bosques, en tanto la agencia de Defensa Civil del archipiélago informaba sobre "emisiones de vapor y lava de una grieta en la subdivisión Leilani en el área de Mohala Street" seguidas de explosiones y ordenó a todos los residentes a abandonar el área afectada.

"Por favor estén alertas y preparados para mantener a salvo a sus familias", escribió Ige en su cuenta de Twitter.

Las autoridades indicaron que el peligro vinculado a las erupciones en curso incluye además "potenciales concentraciones de gas de dióxido de azufre" en la zona, así como explosiones de metano que podrían propulsar grandes rocas y desechos en áreas adyacentes.

Fuente: clarin.com