Un jean que imita la ropa después de un día de trabajo duro, con una capa de una textura similar al barro y algunas manchas de óxido. Ese es el último delirio incomprensible de una marca de moda estadounidense y uno de los últimos temas viralizados en la web.

Se trata de un producto que se vende en la cadena Nordtrom y que cuenta con una estética que busca imitar la ropa de los trabajadores de oficios más pesados. La línea, además, incluye una campera con la misma textura.

La idea de los diseñadores, según el sitio web de la marca, fue mostrar la ropa de un trabajador de campo, de la construcción o de otro rubro que implique el trabajo manual. En la página, además, explican que deben lavarse con agua fría y dejar secar al sol.

Las críticas no tardaron en rebalsar las redes. Con el tema estético de lado, hubo quienes describieron la línea como un “disfraz para gente rica” y hasta como una burla de la realidad de los obreros.

¿Cuánto cuesta lucir el pantalón embarrado? Nada más y nada menos que 425 dólares.

 

Fuente: Clarín