La ruta del dinero K: empieza el juicio oral en contra de Lázaro Báez

Martes 30 de Octubre de 2018 · 10:31

Lázaro Báez y otras 24 personas son enjuiciados por el presunto lavado de 60 millones de dólares. Comienza hoy en Comodoro Py. Es el caso del video de La Rosadita, de los millones "físicos" desparramados sobre la mesa de la financiera que funcionaba en un departamento de Puerto Madero.

Báez fue trasladado a primera hora de la mañana desde el Complejo Penitenciario Federal I, más conocido como cárcel de Ezeiza. Llegó a Comodoro Py mucho antes del horario previsto: el juicio oral está anunciado a las 9.30.                                                                                                                                                                                      Junto con Báez serán juzgados otros 24 acusados, incluidos sus cuatro hijos; Jorge Chueco, abogado, y Daniel Pérez Gadín, contador. También será juzgados Leonardo Fariña y Federico Elaskar, quienes contaron en televisión cómo giraban el dinero al exterior a través de un circuito negro. Es la primera gran causa de corrupción que investiga al empresariado ligado al kirchnerismo y que llega a juicio oral. Además, es una causa récord: se incautaron activos por 3000 millones de pesos.

La defensa de Báez había pedido ayer que el proceso se suspendiera hasta que se resolvieran una serie de impugnaciones, pero el tribunal no hizo lugar a su planteo.

El juicio es un proceso complejo por la cantidad de acusados y acusadores -además del fiscal Abel Córdoba intervienen como querellantes la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Oficina Anticorrupción (OA)- así como por las maniobras que se investigan, pero el tribunal apuesta a que no se dilate.

Los jueces Néstor Costabel, María Gabriela López Iñíguez y Adriana Palliotti aceptaron, por el momento, a menos de 100 de los 1200 testigos ofrecidos por las partes. Esperan tener el juicio terminado en ocho meses.

Este juicio no incluye a la senadora y expresidenta Cristina Kirchner. El juez federal Sebastián Casanello, quien instruyó la causa, consideró que no hay pruebas para sostener que ella haya participado de las maniobras de lavado y por eso se había negado a citarla hasta que la Cámara Federal se lo ordenó. El juez debe resolver si procesa a la exmandataria.

Báez, amigo cercano de Néstor Kirchner y socio de la familia Kirchner, se convirtió en el principal contratista de obra pública de la provincia de Santa Cruz. El juez Casanello y la Cámara Federal consideraron probado que sacó del país 60 millones de dólares de origen ilegal, generado con dinero de la corrupción de obras viales. Está preso hace dos años y medio.

La ruta del dinero K: un caso récord contra el empresariado kirchnerista

Lázaro Báez, empresario: Está acusado del lavado de US$60 millones mediante financieras y paraísos fiscales. Además, se le encontraron bienes por $3000 millones; lleva dos años y medio preso.

Daniel Pérez Gadin, contador: Trabajaba en las estructuras financieras que usaban las empresas de Báez para mover fondos. Está preso en Ezeiza, como su exjefe.

Federico Elaskar, financista: Era dueño de la financiera SGI. Hizo estallar el caso cuando confesó en el programa Periodismo para todos, igual que Fariña, que habían lavado dinero de Báez.

Leonardo Fariña, arrepentido: Confesó las maniobras en TV y luego se desdijo. Pero finalmente cambió de nuevo y confesó cómo funcionaba el mecanismo de blanqueo. Es acusado protegido.

Martín Báez, empresario, hijo de Lázaro Báez: Él y sus tres hermanos están acusados de haber participado de las maniobras. Suiza los identificó como beneficiarios finales de una cuenta que tuvo US$21 millones.

En cifras

60 millones de dólares: Es el monto del lavado agravado por el que están acusados Báez y sus presuntos socios en el delito, entre los que están involucrados sus hijos

25 acusados: Estarán en el banquillo frente al tribunal oral. Será un juicio multitudinario. Entre defensores, fiscalía y querellas habrá más de 70 personas.

3000 millones de pesos: Es la valuación de los activos incautados por el juez Casanello. Incluyen estancias, autos de lujo, dos aviones, cientos de máquinas y libros incunables.

8 meses: Es el tiempo que espera el Tribunal Oral Federal Nº 4 que dure el juicio. De los 1200 testigos propuestos por las partes, por el momento solo aceptó 91.