Facundo Arregui es un joven rosarino que compite en Juegos Paralímpicos. Su esfuerzo y dedicación se ven reflejados en el podio, ya que se encuentra segundo en el ranking mundial de los 400 metros en natación. Desde enero, el atleta entrena para participar de dos competencias internacionales en junio.

Las mismas tienen como escenario a Sheffield, Inglaterra, y Berlín, Alemania, durante los próximos 15 días. Sin embargo, debido a un error técnico la ilusión de dar el presente en una de ellas se cayó. En diálogo con “Juega La Banda” por Radio Mitre Rosario, su entrenador y papá, Fernando Arregui, compartió su indignación.

Cursando también sus estudios, el adolescente de 19 años destinó gran parte de su tiempo en prepararse para estas dos competencias. Pero, “el Comité Paralímpico Argentino, entidad que se encarga de las inscripciones de los eventos internacionales, se equivocó”, contó Fernando. Padre e hijo se enteraron del error una semana atrás cuando quisieron inscribirse en su meta principal, los 400 libres, categoría en la que Facundo se posiciona segundo a nivel mundial.
El joven rosarino, sin embargo, podrá participar en otras pruebas. Entre ellas, los 400 libre en Inglaterra. “En Berlín no va a poder porque se hace un ranking con los inscriptos, y a Facundo lo anotaron pero sin el tiempo, por lo que quedo último y en consecuencia no puede correr”, explicó Fernando al respecto. “Era su mejor prueba, está segundo en el ranking mundial y eso también influye en su preparación, carrera y objetivo principal, que era mejorar sus marcas”, lamentó el también entrenador.

El equipo Arregui entiende que desde el COPAR pueden equivocarse y cometer un error, pero su indignación reside en que no obtuvieron explicaciones al respecto. Ellos enviaron un mail a la institución para preguntarles lo que había sucedido, pero no obtuvieron ninguna respuesta. Además, Fernando comentó que en medio hubo un cambio en los dirigentes de la entidad y agregó: “Me enteré que el 11 de abril cuando todavía se podía solucionar el problema, Beto Rodríguez (actual presidente) sabía y no hizo absolutamente nada”.

“La indignación viene porque nadie te da respuesta. Los atletas entrenan, hacen un esfuerzo terrible para mejorar sus marcas y estar a la altura de una competencia internacional, donde van los mejores deportistas del mundo, y de repente por un error administrativo se cae todo”, resaltó el papá de Facundo.

Respeto es lo que más reclama el entrenador porque mientras su hijo estudia, va al gimnasio y entrena doble turno para cumplir con su deseo, representar a su país y dar lo mejor, desde el Comité no se hicieron cargo de su error ni dieron explicaciones sobre lo sucedido. En tanto, acotó que después exigen los rendimientos del atleta y los resultados de las competencias para evaluar que becas le otorgan.

A pesar del conflicto, el joven rosarino portará con orgullo sus títulos en Europa. Facundo tiene un Diploma Paralímpico en Río 2016 y también fue Campeón Panamericano. A su vez, compitió en el Open de Buenos Aires e hizo su mejor marca. Luego, en San Pablo lo superaron por un segundo. Así, se posicionó segundo en el ranking mundial.

Mientras disfrutan y se esfuerzan por su especialidad, no dejan de lamentar que el deporte amateur tiene siempre este tipo de cuestiones, que cuentan con menos difusión.

Fuente: Rosario Nuestro