NOB este  domingo recibirá en su cancha al rival de toda la vida. Los dirigentes ya mandaron a tapar las pintadas.

El plantel profesional de Newell’s fue amenazado de muerte esta mañana a través de una pintada que apareció en una pared externa del Complejo Infantil Islas Malvinas, situado en el barrio Echesortu.

“No hay códigos, ganan o muerte”, reza el texto escrito con pintura aerosol blanca en un tapial del predio rojinegro, situado en Zeballos entre Vera Mujica y avenida Francia.

La amenaza de muerte al plantel, que el domingo recibirá a Central en el clásico rosarino, habría sido hecha entre la noche de ayer y la madrugada de hoy, dado que fue vista esta mañana hasta que los dirigentes ordenaron taparla.

Pero la violencia no es nueva en Rosario. En la previa del clásico anterior, el 1 de noviembre pasado, por la semifinal de la Copa Argentina, algunos integrantes de la barra brava rojinegra entraron con banderas al Complejo Deportivo de Bella Vista y amenazaron al plantel que entonces dirigía Omar De Felippe.

Además, antes de ese clásico, supuestos hinchas leprosos también amenazaron de muerte al delantero de Central Germán Herrera, cuando pintaron “Herrera vas a morir” en una pared vecina al edificio donde vive el jugador.

Una amenaza idéntica se repitió en la misma pared hacia el delantero de Central en la previa de la final de la Copa Argentina, el 6 de diciembre pasado.

En 2015 balearon la casa de la abuela de Maxi Rodríguez, ídolo de la Lepra, cinco días antes del partido con el Canalla. También en 2014 hubo un hecho similar cuando prendieron fuego neumáticos en la casa del por entonces presidente de Newell’s, Guillermo Lorente.

Quemaron un paredón que tenía pintadas de Central: "Creí que eran tiros"

Una vecina de Avellaneda al 300 bis relató que prendieron fuego siete neumáticos sobre el muro que da a su casa, que estaba pintado de azul y amarillo. Por otra parte, se encontró en el "Complejo Malvinas" de Newell's un mensaje amenazante: "Ganan o muerte"

Una vecina vivió un susto en la madrugada de este miércoles, cuando prendieron fuego siete neumáticos en el paredón de su casa de la zona norte, donde había una pintada auriazul con la frase "Ultra Canalla". "Creí que eran tiros, pero eran las explosiones de las cubiertas", manifestó la mujer. En tanto, en el predio de fútbol infantil de Newell's "Complejo Malvinas" dejaron un mensaje amenazante para los jugadores: "No hay más códigos. Ganan o muerte".

Beatriz comentó al periodista Juan Cruz Funes (De 12 a 14, El Tres) que entre las 2 y las 3 de este miércoles comenzó a escuchar ruidos cuando estaba en su domicilio de Avellaneda al 300 bis.

Afirmó que pensó "que eran tiros". "Eran explosiones de siete cubiertas que pusieron contra el muro y prendieron fuego. Yo no vi nada, tenía miedo. Vi en mi patio una humareda negra", señaló.

"Tuve tos. Por eso los bomberos me dijeron que cierre todo. Recién a la hora salí (de la casa) y saqué fotos. Las quemaduras están cerca de un poste de luz. Yo no tengo nada que ver con el fútbol. El muro no fue hecho con mi consentimiento, también fue pintado una madrugada", explicó.

"Tengo temor de que vuelvan", remarcó la vecina.

En tanto, este miércoles se encontró una pintada amenazante en el predio de fútbol infantil de Newell's "Complejo Malvinas". "No hay más códigos. Ganan o muerte", indicaba. La inscripción fue tapada más tarde.