La Lujosa Vida De Cristiano Ronaldo

Jueves 20 de Diciembre de 2018 · 15:29

La estrella de la Juventus es uno de los jugadores mejores pagos de todo el mundo y vaya que su rendimiento vale que le paguen cifras astronómicas. A su contrato con el la Vecchia Signora, se le suman además las diferentes empresas que lo patrocinan.

Es por ello que Cristiano Ronaldo puede darse cualquier gusto que le apetezca, el dinero no es un obstáculo para él ni mucho menos. Por ello, descubre todos los lujos que se ha dado la estrella europea!

La mayoría de los futbolistas compran con su primer sueldo un coche de última generación y generalmente se sienten atraídos por los deportivos.

Cristiano Ronaldo no fue la excepción cuando en 2011 pagó 300 mil euros por un Lamborghini Aventador. Fue uno de los primeros famosos en adquirir la cupé superdeportiva. Y a continuación, el coche que se compró al llegar a Turín…

El modelo de auto elegido por Cristiano para hacerse ver en los entrenamientos de la Juventus es laMercedes-Benz GLE Coupé en su variante AMG 63 S que es una camioneta de gran tamaño –unos 5 metros de largo-. El precio de este vehículo es de unos 150 mil euros lo cual es un dinero insignificante para un futbolista que ha gastado millones en autos.

Para los viajes de placer, cuenta con su propio avión privadoCR7. Por 21 millones de dólares, el portugués adquirió el modelo de jet Gulfstream G200. Más que un transporte es una casa en los cielos ya que cuenta con cocina, guardarropa, baño, sistema de entretenimiento, internet y otros lujos para los pequeños viajes del delantero.

En la ciudad de Turín, Ronaldo se volcó por dos villas que están conectadas entre sí para forjar su nuevo hogar. Lo que será su nueva casa es una construcción muy moderna, vanguardista y similar a la que tenía en Madrid. Además de estar en una zona de alta seguridad, la nueva casa del delantero está casi en la cima de un monte lo que hace que parezca que Turín está a sus pies.

En septiembre de 2017, Ronaldo presumió en sus redes sociales el nuevo modelo de la marca francesa de la cual es fanático. Compró el Bugatti Chiron por 2.8 millones de dólares. Lo increíble de este automóvil es que existen tan sólo 500 unidades del mismo en todo el mundo y fue la continuación al modelo Veyron.

Durante varias vacaciones familiares y entre amigos se lo ha visto al futbolista en su yate llamado Aya London. El nacido en Madeira alquila la embarcación que cuenta con tres miembros de tripulación, tres cabinas y capacidad para seis invitados. El precio que abonó CR7 por el navío fue de 45 mil euros por semana.

A la automotriz francesa Bugatti, se le sumó un competidor, Ferrari. La empresa italiana logró cautivar al emblema de la Juventus con su modelo Ferrari F12 TDF que es de edición limitada. Su valor ronda los 350 mil dólares y fue consecuencia del homenaje de la marca al Tour de France, la competición de ciclismo más importante del planeta.

El lujoso estilo de vida de Cristiano Ronaldo no se limita a autos de alta gama, embarcaciones o mansiones, sino que también dispuso de unas botas hechas con cristales de Swarovski. Dicho calzado no fue utilizado por el portugués pero son conmemorativos de su paso por la Premier League y actualmente la Liga de España.

Mucho antes de que el empresario Donald Trump se convierta en presidente de los Estados Unidos, Cristiano Ronaldo había adquirido un piso en su torre en la ciudad de Manhattan, Nueva York. El inmueble valuado en 16 millones de euros cuenta con vista al Central Park, llena de espejos, mármol, y un terreno de 233 metros cuadrados.

El modelo Koenigsegg CCX que adquirió Ronaldo en 600 mil euros es uno de los coches más rápidos de los que habían salido al mercado allá por 2005. Alcanza los 402 km/h y una potencia de 888 caballos de fuerza para lograr los 100 km/h en 3.2 segundos. Es de los más exclusivos ya que sólo fueron fabricadas 14 unidades de este vehículo.

En agosto de 2016, el luso publicó en su cuenta de Instagram un divertido video el cual subtitulo: “Retornando a casa“. En él se lo muestra a bordo de su por entonces flamante adquisición, un Bugatti Veyron color negro de mil caballos de fuerza y 400 km/h que le costó casi 3 millones de dólares.