Un grupo de delincuentes, vestidos con ropas policiales, se tiroteó este lunes con los cuatro agentes que estaban de guardia en la comisaría 1° de San Justo, la más importante del partido de La Matanza, adonde fueron para rescatar a un preso y una sargento resultó herida de dos disparos.

"Quédense quietos, quédense quietos", gritaron los intrusos no bien irrumpieron en la seccional, aunque los uniformados que estaban en el lugar reaccionaron y los enfrentaron a los tiros, frustrando sus intenciones.

Fuentes policiales indicaron que la sargento Rocío Villarreal fue trasladada en un móvil policial hasta el Hospital Paroissien, de Isidro Casanova, donde ingresó consciente y fue llevada al quirófano para operarla en dos oportunidades.