Le ganó por 2-0 a Aldosivi en un duelo clave en la lucha por mantener la categoría. Cacciabue y Fernández marcaron los goles.
En la recta final del encuentro le bastaron a Newell’s para vencer a Aldosivi y sumar su cuarta victoria consecutiva en Rosario. La racha en esta Superliga le permitió a la Lepra tomar aire en su lucha por la permanencia además de hundir al Tiburón, aunque también lo dejó a 4 puntos de Boca, el líder del torneo y su próximo rival.

Los rojinegros sacaron provecho del excelente remate de Jerónimo Cacciabue y la distracción defensiva de su adversario para inclinar la balanza a su favor y eso no se modificó durante el resto del cotejo. Al equipo de Gustavo Álvarez le costó muchísimo arrinconar a su rival en busca de la igualdad, incluso durante un segundo tiempo en el que tuvo más la pelota mientras los locales levantaron el pie del acelerador para apostar al contragolpe.

Más allá de que la victoria fue merecida, los del Parque de la Independencia fueron de mayor a menor en cuanto a su rendimiento. Si recién marcaron el segundo cerca del final del encuentro no fue por falta de oportunidades sino de precisión. La mayoría de las chances las tuvieron en el primer tiempo, pero a veces falló la definición y en otra ocasión se toparon con el exarquero leproso Luciano Pocrnjic.

Amén del gol tempranero, a los marplatenses se les complicó la mañana a Aldosivi cuando presionaron sobre su salida y no pudieron aprovechar ciertas ventajas defensivas que Newell’s logró descartar más cerca del mediodía. Excepto por la apuesta a buscar la espalda de Ángelo Gabrielli, a los visitantes les faltaron vías claras para moverse en ataque y hacer pie en campo rival en busca de Gonzalo Verón y Sebastián Rincón.

Los dirigidos por Frank Kudelka, en tanto, ratificaron las virtudes por las cuales mantienen el puntaje ideal en el Estadio Marcelo Bielsa. Alan Aguerre casi no tuvo trabajo bajo los tres palos gracias al trabajo de su defensa, apoyado en gran medida por Julián Fernández. El volante que viene in crescendo desde su desembarco en Rosario sumó esta vez una cuota de gol a la tarea silenciosa que realiza para equilibrar líneas con pelota y ahogar a los rivales sin ella.

Tal como ocurrió en el inicio del campeonato ante Central Córdoba de Santiago del Estero, Newell’s facturó de arranque y consiguió arrebatarle tres puntos vitales a un adversario directo en la lucha por la permanencia. Aldosivi, en cambio, avanza en la temporada en la dirección opuesta y se fue de la cancha sin demasiados indicios alentadores al margen de su cuarta derrota