Exitoso festejo del Día de Los Abuelos en Roldán

Jueves 8 de Noviembre de 2018 · 22:10

“Son los forjadores de nuestra comunidad, con sus familias, sus historias, sus conocimientos. Los abuelos son estupendos compañeros de juegos, están para contar cuentos, son fuentes inagotables de relatos inventados o no.  El tiempo que dedican a los nietos tiene como característica el amor, la paciencia, la ternura y mucha calidez”, Expresó Pedretti

Más de 500 personas de la tercera edad disfrutaron del baile que el Equipo Municipal organizó para este festejo que se realizó en el SUM del Paseo de la Estación con la presencia del Intendente de la ciudad, el secretario de Cultura Facundo Alejandro, a cargo de la conducción del evento, y todos los secretarios, funcionarios y algunos Concejales atendiendo a los agasajados. Un gran equipo de colaboradores voluntarios se sumó a la jornada.

El intenso calor no fue inconveniente para que desde muy temprano los abuelos se acomodaran a compartir una merienda de cosas dulces, saladas y frescas bebidas. No falto el mate ni el Bingo. En el transcurso se compartió un baile popular que hizo olvidar los años y algunos dolores al mover piernas y caderas al son de la música.  

Muy esperado el momento en que los funcionarios reparten algunos dulces con un número que asegura algún premio en el sorteo, “…Y si no ganamos no importa (me contesta Sara), esta fiesta es muy linda, charlamos, comemos algo entre amigos, la pasamos bien y chusmeamos sobre nuestras vidas. Siiii nos acordábamos recién con las chicas cuando íbamos al baile de Carnaval y al del Club para la elección de la reina, esta participó dice y señala a la de al lado y se ríen….”

Es muy difícil distraer a Pedretti para hacerle una nota en este evento,  se sienta a charlar en cada mesa y queda atrapado escuchando las anécdotas que le recuerdan, “Vos sabes,  así como lo ves era tremendo Semilla…”, me dice una señora riéndose.”…no te lo lleves!!!” Me grita y hace un gesto abriendo sus manos.

Le prometo que volverá enseguida y me apresto a entrevistarlo, casi no hace falta, él me relata: “Esto empezó hace muchos años, cuando organizamos festejar el día de la madre, nos dimos cuenta que los adultos mayores nos quedaban afuera, entonces realizamos la primer Fiesta en La casa De la Cultura con  abuelos, esto sabes como empezás pero no sabes como termina, esto hoy está desbordado, a mí me pone muy contento. A veces incurrimos  culturalmente en dejar a los viejitos en un rincón, en no darles el amor, el cariño, el afecto que se merecen. Son los forjadores de nuestra comunidad, con sus familias, sus historias, sus conocimientos. Los abuelos son estupendos compañeros de juegos, están para contar cuentos, son fuentes inagotables de relatos inventados o no.  El tiempo que dedican a los nietos tiene como característica el amor, la paciencia, la ternura y mucha calidez

Tenemos que acompañarlos, algunos están solos en un geriátrico, otros tienen la suerte de estar en familia. Nosotros disfrutamos mucho este día, todos esperamos esta fecha año tras año, ellos y yo, es un clásico en que nos encontramos para divertirnos, nos juntamos y los escucho hablar de sus familias, de sus hijos que hoy tiene mi edad, de sus nietos, me preguntan por amigos comunes, por familiares… charlamos, nos reímos, me retan porque se acuerdan que de chico les robaba las mandarinas…salen a bailar entre ellos y están felices, en ese lugar que nunca deberían perder como protagonistas”                                    ,

“Siempre es un regalo compartir tiempo con ellos y aprovecharse de todos sus conocimientos.  Nadie como ellos conocen la historia de la familia y  amigos; nada como un álbum de fotos para despertar recuerdos y arrancar historias interminables. Yo esto lo siento, si no, no lo haría, no soy actor. Recién me agarro y me saludó una señora de 92 años, yo no la conocía aunque sí a sus hijos y me emocionó mucho porque me hizo acordar a mi mamá, y de otra mesa ya me gritaron, che vení que todavía no me saludaste! Y a mí me gusta estar con todos y cada uno, quizás por eso de que yo solo conocí a un abuelo me siento un poco el nieto de todos".