En Rosario, la esquina con semáforos de Lagos y Salta volvió a cobrarse una víctima fatal

Martes 14 de Noviembre de 2017 · 09:00

Anoche un motociclista murió al chocar contra un vehículo utilitario. En el mismo lugar se produjeron otros dos trágicos siniestros viales.

Un motociclista de 33 años murió anoche al chocar con su vehículo contra un utilitario en la esquina de Ovidio Lagos y Salta. Ese cruce cuenta con semáforos, pero según las primeras informaciones en el momento del choque funcionaban en intermitente.

El concejal Jorge Boasso, que conocía a la víctima fatal y que concurrió al lugar del hecho, denunció que los semáforos en los dos sentidos estaban intermitente en rojo y amarillo.

Se trata de la misma esquina donde se produjeron dos tragedias viales que conmovieron a la ciudad. Una sucedió el 5 de junio de 2014, cuando murió atropellada la docente Miriam Delorenzi. La otra se produjo el 29 de agosto de 1999 cuando en un choque entre dos años falleció la niña María Antonella Trivisonno.

Según fuentes policiales, el último siniestro se produjo alrededor de las 22 cuando por causas que se investigan colisionaron un Renault Duster, conducido por Fabiana F., de 24 años, y una moto al mando de Marcelo Seisas., de 32.

Al lugar arribó un móvil del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias cuyos médicos al examinar a la víctima determinó que la misma había fallecido.
Las actuaciones por este choque quedaron a cargo de la fiscal de Homicidios Culposos, Valeria Piazza Iglesias, quién en el lugar de los hechos ordenó pericias de planimetria, relevamiento de cámaras, toma de testimonios e informe de funcionamiento de semáforos.

Esa misma esquina, el 5 de junio de 2014, fue escenario de otro trágico accidente. Miriam Teresa Delorenzi, una docente del Colegio Virgen del Rosario, murió al ser arrollada por un automovilista, que quiso evitar un choque con una moto ascendió a la vereda, llevándosela por delante.

En el mismo lugar se produjo otro trágico accidente el 29 de agosto de 1999, cuando María Antonella Trivisonno, de seis años, falleció al ser atropellado el automóvil que conducía su madre por Salta en dirección al centro.

Fuente: La Capital