Lucía Cabrera, la joven que sufrió acoso callejero por parte de un taxista en marzo pasado, logró la primera sanción para un caso de este tipo de la Ciudad: se le exigió al chofer que realice un curso de "Convivencia, diversidad y Derechos Humanos".

Desde diciembre del año pasado, el acoso callejero se puede penar con multas de hasta 1000 pesos o con hasta 10 días de trabajo comunitario.

En una conversación con TN.com.ar, Lucía contó que no le interesaba un beneficio económico, sino que "se reflexionara sobre el tema más allá de penalización ". Tanto ella como su abogada y la ONG que integra, buscan que se concientize sobre el acoso callejero.
La joven de 25 años se mostró emocionada por el resultado de la mediación y por la magnitud que tomó el caso. Además, dijo que le interesa que se discuta "la violencia que vivimos las mujeres todos los días y que lleva a consecuencias peores como los femicidios".

Lucía comentó que no quiere "exponer" al taxista, sino que busca que se deje de vivir el acoso callejero como algo natural.

Fuente: TN