Una gallina fue encontrada decapitada por un granjero en la provincia de Ratchaburi, Tailandia. Desde entones la mantuvieron con vida unos monjes que la adoptaron y, en un primer momento, una veterinaria.

Aunque se desconoce cómo perdió la cabeza, se supone que pudo deberse a una pelea con otro animal. Lo cierto es que a veces las gallinas sobreviven algún tiempo sin su cabeza porque tienen el cerebro dentro del cráneo con cierta inclinación.

De este modo, la parte posterior del encéfalo que controla las funciones como la respiración puede quedar intacta si el animal es decapitado por la parte alta del cuello.

El tema es que una vez rescatada, la veterinaria Supakadee Arun Thong se encargó de alimentarla con una jeringa a través de la garganta y de aplicarle antibióticos. "Tengo que admitir que esta gallina es una verdadera guerrera con un corazón muy duro", declaró la profesional.

Posteriormente, los monjes adoptaron al ave y por el momento son ellos los que están cuidándola.

VIDEO: https://media.minutouno.com/adjuntos/150/videos/029/026/0029026764.mp4

 

Fuente: minutouno.com