El huracán Michael podría convertirse en la tormenta más poderosa jamás registrada en el Noroeste de Florida

Miércoles 10 de Octubre de 2018 · 12:35

Se está fortaleciendo en el Golfo de México en su camino hacia el Noroeste de Florida con categoría 4.

El peligroso huracán tiene vientos de hasta 235 kph y se prevé que toque tierra este miércoles por la tarde. Sería la primera vez que un huracán de esta categoría tope esta zona de Florida, según los registros que empezaron en 1851.

A medida que la tormenta se intensificaba este martes por la noche, los meteorólogos describían su temor. "Los huracanes que se intensifican de la noche a la mañana justo antes de llegar a tierra son la peor pesadilla para los expertos y equipos de emergencia", señaló Bob Henson, de Weather Underground.

El Centro Nacional de Huracanes informó que es posible que se produzca un fortalecimiento adicional antes de que Michael toque tierra.

El Panhandle, que es el territorio que abarca de Pensacola a Apalachicola, experimentará los efectos más significativos del huracán. La marejada ciclónica podría poner en peligro la vida, los vientos serán destructivos y los cortes de electricidad podrían durar días o incluso semanas en los lugares más afectados.
Tanto esa parte de Panhandle como el área de Big Bend son las más afectadas. Los niveles de agua ya han comenzado a elevarse y la tormenta está lista para traer una oleada "potencialmente mortal" que podría dejar con inundaciones de más de 500 kilómetros en la costa.

Varias ciudades de Florida, Georgia, Carolina del Sur y del Norte se encuentran en la zona de la tormenta.
Panamá City (Florida)
Panamá City Beach, Rosemary Beach, Laguna Beach, Sunnyside, Tyndall Air Force Base, Mexico Beach
Miércoles: para la mañana del miércoles, los vientos huracanados de la tormenta (alrededor de 60 kph) alcanzaron la zona de Panhandle. Los árboles y las líneas de servicios públicos podrían empezar a caer, lo que dará lugar a cortes de electricidad. Los vientos aumentarán a lo largo del día y podrían superar los 130 kph. Las áreas más cercanas a la playa experimentarán los vientos más fuertes, que convertirán los árboles y otros objetos en peligrosos proyectiles. La tormenta aumentará rápidamente de la mañana a la tarde. Las ubicaciones al este del ojo del huracán experimentarán una marejada ciclónica potencialmente mortal, de hasta de 1.8 metros, lo que significa que la tormenta podría llevar hasta 2 metros de agua del océano sobre las áreas costeras.

 

Fuente: infobae.com