Diego Maradona, técnico de Dorados quien perdió por 4 a 2, el ascenso a la primera divisón del fútbol mexicano, protagonizó un escándalo tras ser cargado por los hinchas de Atlético San Luis. Al finalizar el partido el se coreaban cánticos contra el Díez, "Maradona se la Come", ante la provocación Maradona se descontroló e invitó a pelear a los hichas contrarios, insultándolos y lanzando golpes. 

El Atlético de San Luis, demominado por muchos: 'El equipo del Milagro', comprobó en el terreno de juego su capacidad para sobreponerse a la adversidad después de darle la vuelta al marcador en la Final contra Dorados y consagrarse Campeón del Ascenso.