Detuvieron a la pareja de un jugador de Boca por la comercialización ilegal de misoprostol

Viernes 28 de Septiembre de 2018 · 09:00

El allanamiento fue en Quilmes, en la casa donde vive Agustín Almendra, la joven promesa xeneize. Encontraron sellos de ginecólogos y tabletas con remedios. También detuvieron a la madre, la hermana y la tía de la chica.

El mundo Boca no tiene paz. Es que tras la derrota del último domingo ante River, en el superclásico, hoy fue detenida la novia de Agustín Almendra, el juvenil volante xeneize que es una de las promesas del club.

La mujer detenida es Cecilia Fernanda Maciel quien, además de ser la novia del jugador, lideraba un grupo familiar que se dedicaba a la comercialización de medicamentos abortivos ilegales.

Cecilia convive con el mediocampista del xeneize en Quilmes, donde la Policía realizó el allanamiento y la detuvo.

Junto a ella cayeron su madre, una tía y una hermana por vender misoprostol, efectivo remedio utilizado para abortar, quienes fueron detenidas en sus respectivos domicilios de Florencio Varela, Capital Federal y Barrio Don Orione.

Almendra, quien fue titular el domingo ante River, estaba concentrado con el plantel pero hoy no iba a formar parte del equipo que jugará ante Gimnasia por la Copa Argentina.

Las fuerzas de seguridad secuestraron casi 800 comprimidos, sellos automáticos de dos ginecólogos, 350 mil pesos, 100 dólares y 8 celulares. También un sobre nombres de clientes donde debían entregar el medicamento.

Los procedimientos fueron ordenados por la jueza Federal María Servini y secretaría 1 de la doctora María Inés Gambirasi.

Maciel promovía la venta a través de servicios de internet, operando las transacciones de demanda a través de Whatsapp con servicio de entrega en lugar acordado con las compradoras.

Los medicamentos eran adquiridos por la detenida a través de la falsificación de recetas, mediante el uso de sellos falsificados de médicos habilitados.

En otros casos, eran importados por contrabando a través de correos curier internacionales.

Fuente: La Capital