Poco más de un mes pasó desde el último partido de Juan Martín Del Potro en el circuito en la derrota ante Roger Federer en el Masters 1000 de Miami. Hoy llegó la hora de volver a jugar en el inicio de la gira por polvo de ladrillo que incluirá los torneos de Estoril, Madrid y Roma, y que le servirán para prepararse con todo para Roland Garros.

Hasta ahora, el año de Delpo ha sido irregular con 6 triunfos y 4 derrotas en cuatro torneos. Llegó a semifinales de Delray Beach y mejoró el ranking de 38° a 33°. Hoy empezará a jugar en una superficie que siempre le fue complicada y el gran objetivo poder competir con ambiciones en Roland Garros, donde no juega desde 2012.

"El polvo de ladrillo es la superficie más complicada para mí, pero en Estoril siempre me ha ido bien", dijo Delpo.
Delpo hoy se medirá cerca de las 12.30 con el japonés Sugita y en caso de ganar se medirá con el español Guillermo García López o el estadounidese Ryan Harrison.

Si tiene un buen torneo, Del Potro puede ganar Estoril como ya lo hizo en 2011 y 2012 y llegar con más partidos y más confianza al Masters 1000 de Madrid donde se cruzará con los mejores del circuito. Lo mismo que en el Masters 1000 de Roma.

Aun cuando comenzó a jugar al tenis sobre polvo de ladrillo en Tandil, Del Potro no termina de sentirse cómodo en este terreno, y claramente prefiere las canchas rápidas; básicamente por su estilo de juego. Por eso preparó una gran gira sobre arcilla para llegar lo mejor posible al 28 de mayo cuando en Paris se de inicio a Roland Garros.

Fuente: Toda Pasión