¡una experiencia visual increíble inspirada en nuestro río la web de Vangart

VANGART, la puesta en escena que cambió la historia de la producción teatral en Rosario será distinguida el próximo martes, 15 de octubre a las 13.30 h, en una emotiva ceremonia que se llevará a cabo en el Concejo Municipal,  (Se adjunta DECRETO)

Desde su creación, VANGART rompió récords en la historia de la producción teatral Rosarina.

A la fecha es el espectáculo local de mayor permanencia ininterrumpida en la cartelera con siete meses consecutivos en cartel y más de ochenta funciones agotadas en el Galpón 15, donde se presenta desde su estreno en marzo pasado.

Al mismo tiempo, el espectáculo saltó de su escenario habitual a otros de escala urbana, como pasó cuando parte de su elenco fue convocado para realizar una intervención en la inauguración de la nueva Biblioteca Argentina al que le siguieron la inauguración de las nuevas áreas del Aeropuerto Rosario y TEDX Rosario, un recorrido que muy pronto se va a completar con la edición de la banda de sonido del show que estará disponible en todas las plataformas digitales.

Por otra parte, la propuesta inauguró un nuevo modo de producción, dado que VANGART surge de la unión de creadores locales con artistas que llegaron a la ciudad desde Montreal y Las Vegas.

Inspirado en el río Paraná, el montaje es una experiencia única, un espectáculo que pone a Rosario a la altura de las grandes capitales del mundo.

VANGART sigue en cartel hasta diciembre 2019.

Un espectáculo bisagra

Por Miguel Passarini.

Qué es lo que hace a un espectáculo exitoso es un misterio aún sin develar. De todos modos, cuando se rompen moldes, se trabaja con rigurosidad y se corren algunos riesgos con un norte claro, algunas veces, las cosas salen muy bien, como en el caso de VANGART. Propuesta interdisciplinaria de producción local que en su montaje involucró al director James Santos (director artístico, Las Vegas),  y al rosarino Diego Castro (idea y producción), a quienes se sumó Emily Burton, set up general del show del Cirque du Soleil en el Caesar Palace de Las Vegas, la propuesta puso en valor la tarea de un puñado de artistas locales surgidos de la Escuela Municipal de Artes Urbanas (Emau), un verdadero semillero de futuros referentes donde lo escénico pasa por el cuerpo. Pero además, la Emau es uno de los dos únicos lugares de Latinoamérica donde el cursado de la carrera de Circo se realiza de forma gratuita, lo que destaca el valor de la educación pública. Al mismo tiempo, el éxito del material pone en tensión otra cuestión: la convivencia del Estado con la producción independiente que puede generar proyectos cuya proyección rompa con las barreras del prejuicio que suele haber frente a lo comercial o lo mainstream, donde el Estado, supuestamente, no debería involucrarse.

Sin estridencias, dado que el montaje asume las coordenadas de lo que el equipo denominó como “espectáculo boutique”, con una capacidad para 180 espectadores por función y con una dimensión que en todo momento se ajusta a ese espacio y a ese público, el mayor lucimiento de la propuesta aparece, precisamente, cuando se entraman todas las coordenadas que conviven a nivel de puesta en escena: pantallas perimetrales, secuencias en escenario a la italiana, otras en la pasarela que atraviesa la platea, la vehemencia del sonido envolvente y la solvencia de un gran equipo artístico que dejó en claro que VANGART no termina, sino que es apenas un comienzo.