El ángel del Flaco sobrevoló en La Esquina De La Música, cuando una vez más sus amigos, colegas y seguidores se juntaron para homenajearlo a través del recorrido de su obra, nunca tanta poesía, romanticismo y melancolías habían sido mezcladas en una sola velada.

El sonido y las luces iban apareciendo cuando charlamos con quién fue el director  a cargo, Claudio Cardone, relata, “esto se da espontáneamente desde que me vine a vivir a Funes, nos juntamos de manera muy informal y decidimos que hacemos, se mantiene intacto el cariño y el respeto. Tratar de seguir dando a conocer la obra por siempre porque es muy valiosa y hay mucha avidez de conocerla también.                                                                                                                                                                          Este año la diferencia es que logramos que el Gobierno de la provincia nos incluya en su Programa Espacio Santafecino y nos ayuden con un pequeño subsidio, que es el primer eslabón de todo lo que se necesita para cubrir los costos.

Agregamos a la grilla dos de sus músicos en la última banda, también artistas de Buenos Aires, que es un orgullo que participen y por supuesto los rosarinos como Fabián Gallardo, o locales como Gerardo Cabrera y yo que ya estoy afincado prácticamente. Sobre una elección dentro de toda su prolífera carrera, se me hace muy difícil, pero por una cuestión personal, yo agarro la de los años ’80 con Jade, y después fui para atrás y después para adelante en el recorrido de la composición de Spinetta. Madre en años luz, fue el vinilo que escuche y re escuché todos los días, mis viejos me deben haber odiado”.

Fabián Gallardo, otro reconocido artista internacional, nos dice, “Tuve la suerte de estar los años que compartimos con Fito, además del disco LA LA LA, tuve la dicha de compartir algunas músicas, noches y algunas comidas con él, Cardone que compartió muchísimos años de su carrera, Danny Ferrón que estuvo en los últimos tramos con él. Todos coincidimos en que es un tipo maravilloso, así que cuando me dicen que vamos a encontrarnos en una de estas reuniones que celebran su música, acá estamos con todas las ganas. La música de Luis es inagotable, hay para cada momento de tu vida, para escucharlas, por supuesto que tiene que ver con momentos propios, me gusto siempre Durazno Sangrando, La Herida De París, es muy difícil decidir este es el tema que más me gusta, todas sus letras me acompañaron toda la vida. Ha pasado por muchos estilos, tiene grandes temas melódicos, de rock,  grandes canciones, es un tipo de los pocos que tenemos en Argentina que nos ha dado tantas melodías, por eso creo que los chicos deberían estudiarlo, porque es una fuente inagotable.  Lo recuerdo como un tipo con mucho humor, un humor exquisito, te diría maravilloso, como rasgo saliente, por eso la gente hoy lo recuerda también así”.

Sobre el escenario suena la música, los músicos comienzan a trabajar, suben de a uno los amigos de Luis, cantan sus temas sus admiradores abajo, las luces disimulan algunas emociones en sus rostros, el ángel del Flaco ha estado nuevamente jugando en esta Esquina De La Música donde se destaca una placa que reza: “En homenaje a Luis Alberto Spinetta”.