Crece la pelea entre el Gobierno y los empresarios y el sindicalismo K

Viernes 12 de Julio de 2019 · 09:48

La pelea entre el Gobierno y los empresarios, por un lado, y el sindicalismo enrolado con el kirchnerismo, por el otro, escaló un peldaño más, a tono con el recalentamiento de la campaña electoral.

El primero en aludir al tema de los conflictos gremiales que recrudecieron en los últimos días fue Mauricio Macri. En un adelanto de una entrevista que concedió a la cadena CNN, Macri castigó a Hugo Moyano, uno de sus blancos preferidos de los últimos años. "Cuando él cobra las cosas que cobra para su gremio, por izquierda, por derecha, lo que hace es dejar a mucha gente sin trabajo", dijo el Presidente.

Moyano no fue el único mencionado en esa entrevista televisiva. Sergio Palazzo, jefe del gremio bancario y uno de los sindicalistas más cercanos a Cristina Kirchner, también quedó en boca del Presidente. "Palazzo es un prepotente y quiere avanzar sobre un sistema que desde la tecnología le mejora el servicio a la gente, porque ahora hay gente que en estas plataformas digitales nuevas puede colocar su dinero a interés por día y vamos todos a pagar en forma electrónica", dijo Macri.

De ese modo, el Jefe de Estado se metió en la pelea que protagonizó esta semana Palazzo con la plataforma web Mercado Pago, propiedad de Mercado Libre, del empresario Marcos Galperín. En esa escaramuza, Palazzo reclama que sus trabajadores sean encuadrados como empleados bancarios con el argumento de que la plataforma de pagos hace un negocio financiero. “Quiero ser el Moyano del sistema financiero”, le dijo Palazzo a Clarín cuando comenzó con esa avanzada.

"La Argentina va rumbo a que en los próximos meses todos paguemos con el teléfono, la verdad que el Gobierno va a estar apoyando estos desarrollos contra este tipo de actitudes prepotentes, patoteras que tiene esta persona Palazzo", expresó.

Galperín no quiso quedarse atrás en la polémica del día. Con ironía, comentó una nota periodística en la que se mostraban fotos de la nueva sede corporativa de su empresa. "ÚLTIMO MOMENTO! Desgarradoras imágenes desde donde los salvajes capitalistas de Mercado Libre continúan precarizando el empleo. Ampliaremos", escribió en su cuenta de Twitter.

Macri también castigó a Pablo Biró, titular del gremio de pilotos de aviones. Biró es un dirigente ultrakirchnerista que manifestó en repetidas oportunidades su intención de perjudicar al Gobierno y que la semana pasada, en el inicio del feriado largo, organizó protestas "contra la política aerocomercial de Macri" y sin ningún motivo puntual, que perjudicaron a miles de pasajeros.


Sobre Biró, el Presidente dijo que "debería darle vergüenza lo que hace". "Hay un 90 y pico por ciento de los argentinos que aún todavía no vuela con frecuencia, a pesar de la revolución de los aviones, porque tiene que pagarle a Biró todos su privilegios e ineficiencias que cuestan miles de millones de pesos por mes", disparó.

El presidente afirmó que "Aerolíneas Argentinas hoy le sigue costando a los millones de argentinos que no vuelan más de 2.000 millones de pesos por mes, y este señor no sólo no se pone a ayudar para que los argentinos no tengamos que poner ese dinero que necesitamos para mejorar la educación, llevar cloacas y agua potable a la gente que no las tiene, sino que se opone a la llegada de otras líneas aéreas, es una cosa disparatada", resumió.

Las duras declaraciones del Presidente generaron una respuesta de la agrupación sindical que lidera Palazzo e integra Biró, la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT. En un comunicado, la Corriente sostuvo que Palazzo y Biró son "víctimas selectas de una campaña furibunda de agresiones gubernamentales, empresariales y mediáticas".

El domingo, la protesta de Biró había generado una inusual reacción de empresarios. La iniciativa fue lanzada desde la cuenta de Twitter del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) y luego fue replicada desde las cuentas de dueños y directivos de compañías de las más destacadas del país. "Rechazo total a medidas abusivas del Sindicato Pilotos y Cabina que toman a la sociedad como rehén, conspiran contra la creación de empleo argentino y en nada suman a la defensa de los derechos de los trabajadores", decía ese texto, que fue replicado por miembros de un conjunto de 260 empresarios, los más importantes del país, que habían decidido unirse a través de un grupo de Whatsapp, "Nuestra voz", con motivo del paro del 29 de mayo pasado.

Los gremios le suben temperatura a la pelea con los empresarios y el Gobierno: denuncian una "campaña furibundAunque están unidos por la alineación al kirchnerismo por parte de sus máximos dirigentes, los conflictos de pilotos y bancarios tienen raíces distintas. Los primeros se oponen a una flexibilización del mercado aéreo que les permitiría a empresas de origen extranjero, como LATAM, usar más aviones con matrículas no argentinas para las rutas internacionales que toquen el país. El Gobierno dio un paso en esa flexibilización cuando la ANAC definió que LATAM podría incorporar aviones con matrícula extranjera para sus vuelos a Miami. Los bancarios, en cambio, reclaman un reencuadramiento de un grupo de trabajadores.

Ese es el mismo motivo de otro conflicto violento que estalló esta semana, cuando sindicalistas de diferentes gremios se enfrentaron a tiros y quemaron vehículos frente al frigorífico Ecocarnes S.A (Cocarsa), en la localidad bonaerense de San Fernando. En línea con lo que dijo el Presidente, el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, se refirió a esa pelea. “Repudiamos estas prácticas mafiosas; que muchos sindicatos siguen utilizando para poder ganar encuadre, más afiliados. Estamos poniendo un coto a eso y la sociedad no quiere más este tipo de situaciones”, dijo Sica a radio La Red.

MÁS EN MSN: Las frases de Mauricio Macri que quedarán para el recuerdo