Copa Sudamericana: Banfield cayó en Uruguay y la serie le quedó cuesta arriba

Jueves 26 de Julio de 2018 · 13:04

Con un golazo de Robert Ergas, Boston River le ganó 1-0 por el partido de ida de la segunda fase. El miércoles se jugará la revancha en Argentina.

Con poco y nada le alcanzó a Boston River. Con un remate potente y preciso le fue suficiente ante un Banfield muy pobre, que sintió mucho las ausencias y no tuvo reacción ante la adversidad. Bajo la lluvia de Montevideo, el local consiguió un valioso 1-0 para sacar ventaja en la serie de segunda fase de la Copa Sudamericana. El miércoles será la revancha en Argentina.

El primer tiempo fue de bajo vuelo y con pocas situaciones de gol. Una clarita para el local: un tiro libre con rosca de Robert Flores, que pasó cerca del poste derecho de Arboleda. Y dos para Banfield: un cabezazo muy impreciso de Emanuel Cecchini, que apareció solito en el punto penal y no pudo definir el buen centro de Rodríguez desde la derecha; y una corajeada de Michael López, que presionó arriba, se generó su chance, quedó mano a mano con el arquero y la tiró por arriba.

El Taladro dejó en claro desde el primer minuto que no arriesgaría nada en Montevideo. Llegaba golpeado por la eliminación contra General Lamadrid por Copa Argentina y diezmado por ausencias de peso como Cvitanich, Kalinski (lesionados), Civelli y Sporle (suspendidos).

Enfrente se encontró con un rival muy limitado. Y entonces el trámite fue pobre: ninguno quería el control de la pelota, ninguno sabía cómo ser protagonista.

En el segundo tiempo parecía reaccionar el conjunto argentino, que se paraba en campo contrario e intentaba hacer circular la pelota con Cecchini como eje. Pero no lastimaba Banfield. Con Bertolo marcado y Torres perdido, no tenía peso ofensivo.

La cancha, para colmo, cada vez se tronaba menos transitable. Y en ese escenario, Boston River le sacó jugo a un centro aislado desde la derecha, que cruzó el área y no alcanzó a despejar Corcho Rodríguez. El que no perdonó fue Robert Ergas: zurdazo letal al primer palo. Golazo y 1-0.

Falcioni movió el banco con los ingresos de Dátolo, Payero y Fonatana, pero el equipo no dio respuestas. Apenas un par de tiros de esquina de Jesús que llevaron peligro. Muy poquito. Extrañó demasiado a Cvitanich, que tampoco estaría el próximo miércoles en la revancha en el Sur del Gran Buenos Aires.

Fuente: www.clarin.com