Con un Messi descomunal, Argentina le ganó a Ecuador y sacó pasaje directo al Mundial

Miércoles 11 de Octubre de 2017 · 09:30


Lionel Messi metió tres golazos para darle la victoria ante Ecuador y la clasificación directa a Rusia al seleccionado argentino. Ibarra había puesto en ventaja al conjunto local a los 39 segundos del primer tiempo

Apareció el Lionel Messi que todos reclamaban. Es que cuando la situación era casi asfixiante apareció el mejor del mundo para copar la parada. El crack rosarino se puso el equipo al hombro y se encargó de cambiar la historia con una actuación descomunal y tres golazos que le dieron la tranquilidad al equipo y la clasificación directa al Mundial de Rusia 2018. Fue 3-1 ante Ecuador con un hat trick de un enorme Lionel que esta noche acalló todas las críticas y sacó la cara por todos.

Las luces de alerta se encendieron en apenas 39 segundos. El delantero Ibarra definió sin complicaciones en el mano a mano con el arquero Chiquito Romero, que se quedó quieto como si no entendiera lo que estaba pasando.

La reacción de Argentina fue la esperada. Apurada pero sin entrar en el terreno de la desesperación comenzó a inclinar la cancha a su favor. Por la calidad individual y porque encontró el juego asociado.
Y fue la sociedad Messi-Di María la que finalmente le rindió al entrenador Jorge Sampaoli. Leo la empezó y habilitó a Angelita, que le devolvió la pelota para que La Pulga anticipe la salida del arquero y establezca la igualdad a los 12'.

La supremacía se incrementó con la igualdad. Porque los jugadores ecuatorianos retrasaron líneas y entregaron la pelota apostando a golpear de contra. Pero su principal falla fue darle un metro de ventaja al crack formado en Newell's, que aprovechó un error en el fondo rival y decretó el 2-1.

El tenor del partido volvió a cambiar a partir del gol que estableció el triunfo transitorio del equipo de Sampaoli. Argentina levantó el pie del acelerador para priorizar el orden pensando en los veloces ataques ecuatorianos.
El arranque del complemento entregó la misma tendencia que el final del primero, con Ecuador tratando de llegar a la igualdad y la Argentina tratando de aprovechar alguna contra o alguna llegada para estirar la diferencia.
Por momentos pareció que la victoria podía complicarse, pero bastó que apareciera otra genialidad de Lionel Messi para marcar el tercero de su cosecha personal y de la selección y empezar a asegurar la clasificación directa al Mundial.

Luego de mucho sufrimiento y muchas dudas en la previa, el final llegó con todos los abrazos y los flashes buscando a Lionel Messi, la figura descollante de esta selección y de esta noche en Quito, donde paseó su magia y le dio la clasificación directa al seleccionado argentino.

Fuente: La Capital