Con apoyo de una parte del peronísmo, Cambiemos dio media sanción al Presupuesto 2019

Jueves 25 de Octubre de 2018 · 12:18

Fue por 138 votos afirmativos contra 103 negativos y 8 abstenciones. El proyecto pasa así al Senado, luego de una sesión maratónica

Respira la Casa Rosada. El oficialismo de Cambiemos, con el apoyo de un sector del peronismo federal, que votó dividido, logró darle esta madrugada en la Cámara de diputados la media sanción al proyecto de Presupuesto 2019, que contempla un fuerte recorte del 30 por ciento para obras públicas y un ajuste severo en las cuentas públicas, con el objetivo de lograr el déficit fiscal primario cero, un requisito del FMI al gobierno macrista para darle auxilio financiero a la Argentina.

A las 5.46, luego de más de 18 horas de sesión, la pantalla del recinto marcó 138 votos afirmativos, 103 negativos y 8 abstenciones. En un final escandaloso, el FpV se levantó de sus bancas y dejó el recinto luego de que el titular de la Cámara, Emilio Monzó, hizo lugar a una moción de orden del diputado Luciano Laspina de aprobar en particular la ley en una sola votación. Tras la propuesta de Laspina, Monzó no le dio la palabra al kirchnerista Axel Kicillof, defendiendo que era “moción de orden” y se pasaba a votar, y citó “el criterio” del ex titular de la Cámara durante la última etapa del cristinismo, Julián Domínguez. Los K se levantaron entre gritos y acusaciones de "tramposo" a Monzó, y se fueron del recinto, pero no los siguieron ni el massismo ni la izquierda.

El proyecto pasa así al Senado, donde el oficialismo espera poder sancionarlo a mediados de noviembre. Los tiempos corren para el Gobierno de cara al acuerdo que pretende cerrar con el FMI y porque necesita enviar una señal política antes de que a fines de noviembre tenga lugar en Buenos Aires la cumbre de Líderes del G20.

Los 138 votos afirmativos -casi el mejor escenario esperado por Cambiemos- se consolidaron con los del interbloque Cambiemos, de Argentina Federal y fuerzas provinciales, consecuencia del acuerdo que la Rosada tejió con gobernadores opositores en el nuevo Consenso Fiscal -también votado esta madrugada y que posterga la rebaja de impuestos que se había establecido el año pasado-, para que las provincias puedan compensar parte de los recortes que sufren en el Presupuesto, ante la eliminación del Fondo Sojero y las quitas de subsidios al transporte y a la tarifa social eléctrica.