Compraron lotes en Tierra de Sueños y hace siete años que no pueden construir

Lunes 17 de Abril de 2017 · 17:43

El desarrollador del barrio no cumplió con las obras de infraestructura básica y los propietarios no consiguen los permisos de edificación.

Después de casi siete años de ser autorizado el loteo para la instalación en Casilda del barrio abierto residencial Tierra de Sueños sobre la ruta nacional Nº33 y Boulevar Italia, ninguno de los compradores de terrenos pudo edificar.

El motivo es que la empresa responsable del emprendimiento inmobiliario —denuncian— incumplió con las obras de infraestructura que debía realizar para garantizar la prestación de los servicios públicos.

Luego de que el 28 de diciembre de 2010 el Concejo municipal diera luz verde a la firma Aldic SRL para desarrollar la iniciativa, solo se realizaron hasta la fecha unos pocos trabajos en el amplio predio de 48 hectáreas, que fue subdivido en más de 800 lotes los cuales en un alto porcentaje ya fueron comercializados.

Lo que se esperaba ver convertido en pocos años en un nuevo espacio urbanístico ocupado por inmuebles quedó reducido a la demarcación del lugar, la realización de calles internas, tareas de forestación, la instalación de un salón para eventos sin habilitación municipal y una serie de trabajos inconclusos en materia de red eléctrica, cloacas y agua potable.

Respaldo municipal

Si bien el cuerpo deliberativo local modificó en 2015 la ordenanza original para modificar los plazos de ejecución de obras, exigiéndole a la empresa como garantía un seguro de caución por 5 millones de pesos y la cesión de una serie de lotes, tampoco cumplió y los trabajos aún siguen demorados. No obstante ello posibilitó a los propietarios escriturar sus lotes, no allanó el camino para que puedan construir sus casas al no haberse realizado las obras pendientes en el predio, donde dos carteles publicitarios cohabitan anunciando la ejecución del todavía inconcluso barrio.

Ante la irregular situación, un grupo de damnificados recurrió a la Justicia en busca de soluciones que siguen aguardando.

"Se jugó con mucha gente"

"Se jugó con mucha gente que compró de buena fe lotes donde ahora no pueden construir sus viviendas porque el lugar no cuenta con los servicios que le ofrecieron al realizar la operación inmobiliaria", dijo el representante legal de al menos una veintena de vecinos afectados, Pablo Campabadal. Y en esa misma línea indicó que "esto representa claramente una violación a sus derechos como consumidores".

 "Después de tanta insistencia y tiempo de espera sin conseguir respuestas nos queda la sensación de haber sido estafados", dijo a La Capital una damnificada, Stella Clérici, en torno a esta situación que afecta a numerosos casildenses.

Similar opinión manifestó otro vecino que padece el problema, Luis Belén, al sostener que "lo sucedido atenta contra nuestros intereses e indigna ya que compramos terrenos al confiar en un emprendimiento inmobiliaria donde terminamos siendo víctimas de un engaño". Y no menos contundente fue al manifestar su malestar y sensación de "desprotección" al punto que, como otros damnificados, tomo la decisión de iniciar acciones legales.

El proyecto que había sido presentado en el Club Social de Casilda durante la gestión del ex intendente Juan Carlos Bacalini, y que también concitó el apoyo del Concejo que por entonces integraba el actual mandatario local, Juan José Sarasola, lejos de ser un ejemplo de progreso sigue siendo un dolor de cabeza para el poder político local.

Con el correr del tiempo y al advertir que el emprendimiento no avanzaba, los vecinos reclamaron acciones al Estado local que derivaron en medidas tendientes a proteger sus intereses aunque aún no se tradujeron en el resultado que esperaban los damnificados.

En el Concejo

La problemática fue de tal magnitud que el Concejo incluso sancionó en junio del año pasado una declaración para instar a los responsables de Tierra de Sueños "el cese de la venta de lotes a particulares hasta tanto se cumplimente con los servicios requeridos en tiempo y forma de acuerdo a lo establecido en los normas vigentes".

Además de no finiquitar las obras para garantizar la prestación de servicios la empresa emprendedora tampoco realizó, entre otras obligaciones incumplidas, un ordenador vial para el acceso al predio ubicado a vera de la ruta nacional Nº33 a unos dos kilómetros del centro de la ciudad y que antes de ser afectado al emprendimiento en cuestión era de uso rural.

Un opción de salida

A causa de la falta de inversiones por parte de Tierra de Sueños, un grupo de adquirentes de lotes armó un fideicomiso para encarar las obras exigidas por el Estado local con el propósito de avanzar en la concreción del paralizado emprendimiento inmobiliario.

Aunque no trascendieron mayores detalles ya hubo conversaciones en tal sentido en el ámbito municipal y está previsto para los próximos días un encuentro con legisladores locales. El grupo inversor incluso ya habría presentado ante la Empresa Provincial de la Energía (EPE) un proyecto para llevar una línea de media tensión destinada a abastecer de servicio de luz al planificado barrio donde también tendría previsto ejecutar el resto de los trabajos que faltan.

"Esto podría ser el principio de solución a una situación que desde hace tiempo preocupa a los compradores de lotes que no pudieron llevar adelante sus proyectos particulares porque el predio no cuenta con servicios", admitió a este cronista un alto funcionario municipal tras destacar la necesidad de consensuar la salida con el órgano legislativo.

Por Gustavo Orellano / La Capital