Cochet Popular

Lunes 11 de Febrero de 2019 · 12:04

Desterrando cualquier prejuicio sobre que a los Museos solo los visitan ciertos grupos de elite, la velada se realizó en la calle que lleva su nombre. Convocando a aquellos que quisieran compartir esta chopeada en los 10 años de la Inauguración del Gustavo Cochet.

El grupo que organiza los eventos del museo Gustavo Cochet tomó la calle para realizar una chopeada, mezclando arte: se podía disfrutar en la noche de una gran muestra plástica, música, canto, baile y gastronomía.

Muchas familias funenses del lado de los que colaboraban en la parrilla, el bar, la caja, etc, pero eran más todavía las que recorrían el Museo, se acomodaban en las mesas a degustar  y compartir el Show e incluso se sumaron a bailar y cantar.

Don Gustavo Cochet era pueblo y su legado  tanto a partir de una enseñanza muy generosa como en sus obras, siempre se mostró así retratando desde su lugar una guerra o la cotidianeidad de Francisca. Su frase de:”vendo cuadros buenos y baratos” ha marcado un oficio desprovisto de toda frivolidad. Pintar, escribir, eran su oficio y su familia, amigos y vecinos así lo sintieron y valoraron, por eso lograron levantar este Museo que es un orgullo para todos los funenses, por eso se mantiene intacto su Atelier en dónde solo falta él, porque hasta sus pinceles y su pluma están.

Aquí se respira Arte. Ese sería el cartelito que pondría de bienvenida en la puerta yo. Arte abierto a las mazas, a los estudiantes, a los artistas, a los colegas de Gustavo, a funenses, a turistas, a niños, jóvenes, ancianos…, En la recorrida de la muestra me cruzo con estudiantes extranjeros que hablan incesantemente. No entiendo mandarín. Imposible hacerles nota a ellos…

Pero este lugar de recorrida gratuita, tiene gastos, hay que preservar las obras, hay que mantener el espacio. Por eso Silvia su Directora y sobrina de Cochet dice, “La chopeada para nosotros es obviamente, un momento de encuentro, pero dependemos mucho del clima, porque hacerlo en la calle tiene otro color, otra magia: volver a encontrarse entre viejos amigos, descubriéndonos en la recorrida de mesa por mesa o de la exposición, porque a veces pasa un tiempo y ni nos vemos. Acá nos reencontramos y a nosotros nos encanta eso. Este evento nos da la posibilidad de una recaudación para seguir sosteniendo este Museo, manteniendo desde el edificio hasta la boleta de luz, o la puesta de una muestra.

Aprovechamos siempre ésta multitud que se suma a la fiesta para exponer obras de artistas nuestros, que trabajaron durante todo el año 2018 en talleres, con obras de gran nivel. Tanto en gravados,dibujo,  pinturas, fotografías, como en mosaiquismo.

Este año el bufet está atendido por la Escuela 125, en la parte gastronómica, En el Sonido Palmo Addario, el Show de Covernicolas con Rodrigo Abecasis y Soledad Gauna que nos apoyan siempre.

En estos diez años a cargo del Museo renuevo la adrenalina en forma permanente, siempre sumando actividades, talleres alumnos que suman desafíos para el año siguiente, que nos mantiene expectantes con estos proyectos.  Destacar el acompañamiento permanente de la gente, sin ella esto no podría seguir creciendo y de los artistas que vienen a enseñar o a exponer, de los alumnos que adquieren conocimientos aquí, y de los que nos visitan. Por todos los que se interesan, me siento muy alagada”.