Cierre de los Carnavales Tropicales de la Familia Roldán 2019

Miércoles 6 de Marzo de 2019 · 13:40

Fue anoche con dos cierres musicales, Sergio Morán y Kaniche ante más de 15000 personas.

Nada pudo detener la alegría marcada por el paso de las comparsas,  las murgas, y el juego con la espuma de los niños. La gente quería que la fiesta continuara y así fue hasta muy tarde en una noche en que las familias completas se ubicaron sobre el Paseo de la Estación.

Después de la magia del recorrido por el corsódromo de los pasantes con sus coloridos trajes y sus percusionistas, comenzaron a sonar las bandas: abrió el escenario de la segunda noche "Propiedad Privada", dando paso a "Siempre Verde", estas dos bandas calentaron la pista en que entusiasmados los vecinos cantaban y bailaban sin pausa.

También los talleres de danza municipales actuaron sobre escenario mostrando las destrezas aprendidas durante el año.

Pero el primer cierre marcó la llegada de los más esperados por el público, con la aparición de Sergio Morán sobre el escenario. Recibido con gritos y aplausos Morán y su grupo lograron la ovación que ansían los grandes artistas al enfrentar a tanta gente, quizás por ello mostró una humildad y un profesionalismo impecable en su actuación, dejando muy arriba a todos los presentes para el cierre definitivo que estuvo presentado por Kaniche.

Los buffets a cargo de una comisión de clubes no dio a vasto para atender a tanta gente, por eso fue muy merecido el reconocimiento que les entregaran sobre escenario el Intendente José María Pedretti, el Secretario de Cultura Facundo Alejandro y la Concejal Susana Abo Hamed.

En charla con Funes Hoy, el Intendente expresó, “A pesar de que la lluvia no nos permitió terminar la primer noche el domingo, la gente la pasó muy lindo, vieron el paso de las comparsas,  disfrutaron la Fiesta dela Espuma, escucharon la actuación de Gustavo Orellano.

El lunes no se pudo hacer porque el agua venció el techo del escenario y había que repararlo, además el predio estaba con mucha agua. Pero igual acá podes ver, no para de llegar gente.

Es el esfuerzo de una comunidad puesto para una fiesta, mucho tiempo ensayando, bailando, confeccionando los trajes, pegando lentejuelas…, esto le da el valor de las Instituciones que trabajan por el afecto y el cariño de los chicos y de quienes no lo son tanto, como el domingo que yo veía a un abuelo con su nieto al hombro para que disfrutara de la espuma, eso no tiene precio.

Esto que costó mucho hacerlo por una cuestión económica tiene varios logros: la felicidad que pude ver en los vecinos que por lo menos por 4 o5 horas se olvidan de los problemas…después mañana arrancan otra vez y la integración entre los clubes que trabajan todos con un mismo fondo y esto a contramano de un País donde la grieta se agranda, acá todos se unen y trabajan juntos por un objetivo común: Bendito sea este trabajo! No hay mayor alegría para un dirigente que ver feliz a su pueblo. Y acá eso está pasando”, finalizó Pedretti.