El analista de boxeo brindó una conferencia de prensa en la Casa de la Cultura presentado por la Secretaria de Cultura, Deportes y Turismo del Municipio, Nadia Melaragno. Irusta periodista dedicado enteramente al boxeo, presenta esta obra literaria de 400 páginas del más controvertido boxeador, Carlos Monzón. Narrándola sin ocultar ninguna vivencia, desde los triunfos más descollantes y su tesón por lograr ciertas técnicas en su caminata,  hasta los secretos más oscuros del ídolo, manchados de alcohol, violencia, prepotencia y soberbia.

Ante la presencia de periodistas y público en general, luego de su explicación de porqué llega su momento de escribir esta historia, el autor respondió sobre algunos interrogantes, “Estuve muy cerca de la carrera y la vida de Carlos Monzón, siempre como periodista,  su vida comienza en el barro, en la pobreza intensa,  tuvo que construir su rancho con sus propias manos, las mismas que lo llevarían a la gloria, la fama y la fortuna, y las mismas que lo convirtieron en un asesino“, describe Irusta,

Irusta define la vida del pugilista, “ La historia del fallecido boxeador Carlos Monzón (1942-1995), campeón mundial en la categoría medianos, actor, ídolo popular y asesino según lo dictamina la justicia por la muerte de Alicia Muñiz, como un mosaico tremendo que lo lleva de la nada a Montecarlo y de Montecarlo a la cárcel como algo muy difícil de explicar;  Boxeo, cine, farándula y un femicidio que se entrelazan, y que culmina en una muerte violenta tras su accidente de auto el 8/1/95.

La biografía de Carlos Monzón, recorre episodios de realidades: como era un boxeador de mucha fiereza, no tenía un gran físico, hubo que luchar contra su anemia, contra su bajo peso, pero su violencia adquirida en la calle en la lucha a diario por su supervivencia, la traslada al ring.

A partir de sus triunfos logrados entre 1970 y 1977, el primero contra el italiano Nino Benvenuti, a quién le arrebató el título mundial, a nuestro Campeón se le empiezan a abrir todas las puertas, accesos que brinda la fama y la fortuna, mujeres como  Susana Giménez, amigos como Alain Delón, su paso por el cine como protagonista en “ La Mari” cuya escena más recordada es la de sexo explícito con Susana Giménez en la que a pesar de la orden de “corte” que indicaba el director no podían separarlos. Preludio de un romance que terminó en una paliza propinada por el boxeador a la diva, motivada por sus celos.

El  alcoholismo que también marcó su vida desde muy joven, reflejó el lado oscuro de este deportista que mancha con la muerte de su mujer y madre de uno de sus 5 hijos, Maximiliano, el día de San Valentín el 14 de febrero del año 1988 en Mar del Plata a las 6 de la mañana, horario en que la arroja del balcón, del departamento en el que compartían una cena en el 7mo piso.

A partir de allí es condenado a 11 años de prisión, y (según palabras de Irusta), está documentado su ingreso a prisión en donde lo reciben la mitad al grito de ¡Campeón! y la otra mitad al de ¡Asesino!,  pero cuando ya le faltaba poco para salir en libertad sufre en una de sus salidas condicionales un trágico accidente que le costó la vida.

El entierro del ídolo paralizó la ciudad, las salutaciones llegaban desde todo el mundo, desde Benvenutii a quien derrotó en dos oportunidades hasta su amigo personal Alain Delón. También desfilaron ante su féretro, boxeadores, famosos amigos y fans, hasta que su señora, Pelusa, determinara cerrar las puertas para que se pudiera despedir los íntimos.  

Indudablemente este libro es muy recomendable por lo rico de sus anécdotas, sobre para quién ha sido para muchos especialistas “el más grande boxeador de toda la historia argentina”

Al finalizar su rueda de prensa Carlos Irusta se prestó a autografiar sus libros, dedicando muy especialmente un ejemplar a su amigo, el Intendente Diego León Barreto.