Invitados por las autoridades de la institución educativa, el equipo del Vivero Municipal, en la mañana de ayer jueves 3 de octubre, desde las 09 hasta las 11 horas compartió acciones de formación en huerta y jardín, en el Colegio Joan Miró.

Tina, la coordinadora del grupo acompañó a Julian Moreno y otros trabajadore del Vivero Inclusivo. En la jornada se brindó una charla informativa, para luego accionar en la práctica junto al lumnado.

La capacitación fue  llevada adelante este miércoles dónde docentes y alimnos se involucraron en la información y práctica de sembradios. 

Los alumnos fueron los protagonistas del trabajo en la tierra y pudieron experimentar  los trabajos previos y post siembra de plantines.

"Intentamos involucrar a los niños en la práctica del cultivo para que, de forma divertida y a través de su propia experiencia, adquieran valores y conocimientos que consideramos imprescindibles, como el disfrute en contacto con la naturaleza y el respeto por el medio ambiente,  también aprenden a adquirir responsabilidades y refuerzan su autoestima. Por ejemplo, haciéndose cargo de un semillero o de una planta, regándola y cuidándola.

Creo que, en gran medida, las habilidades intelectuales aumentan a raíz de la concentración y de la pausa que implica atender una huerta. La huerta es un espacio que facilita que el niño se centre en una actividad concreta y tenga paciencia...

Casi sin querer aprende la lógica del campo, que hay que regar, que esto se hace a determinadas horas, en función de la estación del año... En verano por la noche, para que no se evapore el agua con el calor, y en invierno por la mañana, para que no se hiele por la noche y perjudique a la planta. La experiencia es muy lúdica y enseña a apreciar los logros de aquello que se hace con manos propias.

Esperamos la invitación de otros colegios, seria un privilegio ya que las personas que trabajan en nuestro Vivero Inclusivo Municipal desarrollan una gran tarea.", expresó el funcionario a cargo del Vivero inclusivo, Mario Luján.