Tras un 2018 plagado de malas noticias en términos económicos, el 2019 definitivamente comenzó de mejor manera. En el primer mes del año el dólar casi ni se movió, pero la Bolsa subió 20% y los bonos más del 10% en promedio, lo que impulsó una fuerte caída del riesgo país, que cayó cerca de 160 puntos.

El dólar tuvo un enero muy tranquilo. Cierra el mes con una caída del 0,9% y cotizando en el nivel mayorista a $37,35, por debajo de la banda inferior ubicada en el último dia del mes en $37,86.

Durante el mes, el Banco Central intervino en varias ocasiones a través de la compra de dólares para tratar de impulsar su valor, pero no lo logró. En enero, el BCRA totalizó compras por US$ 560 millones, lo que significa una inyección de pesos de alrededor de $21.200 millones de pesos a la economía. El dólar minorista de referencia cerró el mes con una caída de 47 centavos, lo que representa una disminución del 0,14%.

El año pasado el peso había sufrido una devaluación del 50%, pasando de $18,7 por dólar en enero a $37,8 en diciembre, y habiendo tocado los $40,9 en septiembre. Por su parte, el Merval había tenido un mal desempeño en el 2018, con una pérdida nominal del 2,5%, a lo que si se le suma la inflación del 47,6% (la más alta desde 1991) resulta en una pérdida real de casi el 50%. El riesgo país más que se duplicó, pasando de 362 puntos básicos a 832  y los bonos tuvieron un desempeño muy malo.

El escenario cambió sustancialmente en lo que va de 2019. El riesgo país tuvo una importante baja en el primer mes del año. El 2 de enero el índice de mercados emergentes se ubicaba en 793 puntos básicos para la Argentina, y el 31 del mismo mes en 674,  una reducción del 15%.

Esto fue el reflejo del muy buen mes que observaron los  bonos de la deuda. Los Bonar (principales bonos en dólares del país) 2020, 2024 y 2037 tuvieron subas del 4,4%, 6,3% y 13,8%. Esto significa que, sumado a la baja del riesgo país, el costo de endeudamiento para la Argentina  disminuye. También hay que destacar que el miércoles la Fed decidió mantener la tasa de interés de Estados Unidos entre los 2,25% y 2,5%, lo que beneficia a la Argentina.

El Merval tuvo un enero muy positivo. Impulsado por la estabilidad cambiaria, la baja de tasas y la caída del riesgo país, comenzaron el año ubicado en los 31.096 puntos y cerró el último día del mes en los 36.039. Esto representa una suba del 19,2% en el mes, y teniendo en cuenta la estabilidad del dólar resulta en una ganancia extraordinaria en la divisa norteamericana. Las principales subas estuvieron en los papeles de Banco Macro, Banco Galicia y Transener con subas del 30,6%, 30,9% y 27% respectivamente.

En tanto, el balance del Banco Central también tuvo un enero positivo. Las reservas del Central se incrementaron (en parte por las compras que realizó en el mercado) en US$ 581 millones, alcanzando los US$ 66.406 millones. La tasa de las Leliq (letras de liquidez) se redujo en 4,5 puntos porcentuales hasta el 54,89%. En cuanto a la base monetaria, el Central sobrecumplió la meta por $10,9 mil millones y promedió a fin de mes 1,35 billones de pesos. Esto último va de la mano con la idea de emisión cero acordada con el FMI para luchar contra la inflación

Para Federico Furiase de la consultora EcoGo, "fue un gran mes después de la tormenta". Destaca la pausa en la suba de la tasa de la Fed, la caída del riesgo país, la caída de la tasa de las Leliq y la compra de dólares del Central bajo la zona de no intervención. Para febrero considera que sigue habiendo margen para una baja de las tasas por diversos factores, entre ellos una tasa real alta, estabilidad cambiaria y la menor demanda transaccional del dinero.

Aldo Abram, de la fundación Libertad y Progreso dice que el inicio del año ha sido muy positivo en términos de los mercados financieros, principalmente por un cambio de expectativas en el mundo. Cree que el primer semestre va a ser positivo para la Argentina, pero a partir de que nos acerquemos a las elecciones aumentará la incertidumbre y los inversores saldrán de aquellos activos que tengan un componente riesgoso, principalmente el peso.