A principios de diciembre la noticia fue Songs of Experience, el nuevo disco de U2, el decimocuarto álbum de estudio de la banda irlandesa. Pero detrás de ese material había una experiencia profunda de Bono, que recién trascendió hace unas horas. ¿Bono volvió de la muerte?

El cantante irlandés contó a Rolling Stone que estuvo a punto de morir antes de grabar el disco y generó polémica con otras declaraciones acerca del mundo discográfico actual.

En una extensa entrevista, detalló que el álbum estuvo inspirado por una experiencia cercana al "más allá", o lo que él llama "un evento de extinción". ¿Qué pasó? "Las personas tienen estos eventos de extinción en sus vidas; pueden ser psicológicos o físicos. Y, sí, el mío fue físico, pero me ahorraré toda la telenovela. Especialmente porque no me gusta nada la obsesión por saber el día a día de la vida de las celebridades", declaró y dejó a sus fans con ganas de saber más. ¿Estrategia de promoción del disco?

"Curiosamente la muerte iba a ser un tema en el disco de todos modos, creo que es un tema que a menudo no se toca. Y no puedes escribir canciones sobre esta experiencia si no las has vivido antes. Y yo he tenido un par de estas sacudidas en el sistema, por llamarle de alguna forma", comentó.

"Conocí a un poeta llamado Brendan Kennelly y él me dijo: 'Bono, si quieres llegar al lugar donde vive la escritura, imagina que estás muerto'. No hay ego, no hay vanidad, no te preocupes por a quién puedas ofender'. Ese es un gran consejo", agregó. A los 57 años, recordó que no fue la primera vez que se enfrenta a problemas de salud. En 2000 los médicos pensaron que tenía cáncer de garganta, aunque tras hacerse la biopsia el resultado fue negativo. También evocó que hace unos años se rompió un brazo mientras montaba bicicleta en Central Park. "Fue una tragedia cómica. Me dio amnesia, no sabía que lo que había pasado".

Bono se despachó, además, con una opinión que fue criticada por cientos de mujeres: "La música se ha vuelto 'niña', 'aniñada'. Claro que tiene cosas buenas que sea así, pero ahora la única ventana que tienen los hombres jóvenes para sacar la ira es el hip hop, y eso no es bueno. Cuando yo tenía 16 años, había mucha ira dentro de mí. Necesitás encontrar un lugar para eso y para las guitarras, no me importa si es acompañado de una caja de ritmos".

El término usado fue repudiado por feministas, tras el escándalo del productor acosador Harvey Weinstein y toda la ola mundial de denuncias de abuso y machismo.

FUENTE: Clarín