El ministro del Interior, Rogerio Frigerio, aseguró ayer que la Argentina se encuentra "más cerca" de recibir nuevamente a la Fórmula Uno, en tanto su colega de Transporte, Guillermo Dietrich, sostuvo incluso que "han habido conversaciones" en tal sentido.
Frigerio y Dietrich ofrecieron una conferencia de prensa en el autódromo santiagueño de Termas de Río Hondo, en el marco del Gran Premio de la Argentina de MotoGP 2018, y allí se refirieron a la posibilidad de que el país recupere una fecha del campeonato de la máxima categoría del automovilismo mundial: hace 20 años que la F1 no viene a la Argentina.
"Han habido conversaciones" para traer a la Fórmula Uno al país, comentó Dietrich, que se mostró convencido de que si la Argentina continúa "haciendo las cosas bien" cada vez serán más los eventos internacionales que se desarrollen aquí.
Por su parte, Frigerio, en la misma rueda de prensa, consideró que aquello que parecía "una utopía" hace algunos años, cuando la Argentina se ubicaba "de espaldas al mundo", en la actualidad está "más cerca de concretarse" en realidad.
"Lo que hace algunos años parecía una utopía, hoy puede ser una realidad", insistió el funcionario, acompañado también por el gobernador santiagueño, Gerardo Zamora, y Sebastián Slobayen, responsable de inversiones del Ministerio de Turismo de la Nación, en la sala de conferencias del autódromo.
Los funcionarios, de todos modos, se abstuvieron de referirse a las versiones que en los últimos días indicaron que el país podría volver a recibir a la F1 a partir de 2020.
Zamora, por su parte, agradeció al gobierno nacional por el respaldo brindado a la posible para que el MotoGP se presente en 2018 por quinto año consecutivo en Santiago del Estero: "Sin ese apoyo, no hubiese sido posible", dijo.
A su turno, Slobayen, secretario de Coordinación e Inversiones Turísticas de la cartera que preside Gustavo Santos, consideró que el impacto económico directo e indirecto de la presentación de la categoría en la Argentina alcanzó un estimado de 864 millones de pesos, lo que implica un significativo impulso especialmente para las "economías regionales".
Además, el funcionario indicó que el "caudal de turistas" se incrementó en un 23 por ciento en 2018, con respecto al año pasado.
"Esto es una fiesta de las motos que los argentinos estamos ofreciendo al mundo y lo tenemos que disfrutar", enfatizó Dietrich, a lo que Frigerio acotó que más de 200 millones de personas en todo el mundo iban a seguir por televisión el Gran Premio de la Argentina 2018.
También dijo que esperaba poder "convencer" al presidente Mauricio Macri para que asistir al Gran Premio del año que viene: en 2019 se vence el contrato con la compañía dueña de los derechos de comercialización del MotoGP, Dorna Sports, para se espera que la Argentina mantenga negociaciones con las autoridades de esa firma para renovar el vínculo.
En el mismo sentido se expresó Slobayen, que dijo que el país pretende conservar al Rally Dakar el año que viene (aún no está confirmada la carrera), aunque el gobierno de Macri busca lograr que, con el evento "ya consolidado" en América del Sur, el aporte privado sea "cada vez más preponderante" que el público.

Fuente: La Capital